Captura YouTube

Una joven británica de 27 años sorprende en el Reino Unido con su historia de vida. De una mujer por cada millón en el mundo, le tocó a ella cargar dentro de sí con dos úteros, dos cérvix y dos vaginas.

Hazel Jones tiene una malformación congenital denominada “útero didelfo”, que lejos de angustiarla la ha elevado al grado de celebridad y le ha servido para presentarse en diversos programas de TV inglesa y norteamericana.

“Desde que lo sé, se lo cuento a todo el mundo. De hecho, si una mujer quiere echarle un vistazo, se lo enseño sin problemas porque no es algo que me avergüence”, dijo en el matinal This Morning de la señal inglesa ITV 1.

La joven de cabellera rubia mostró imágenes de su niñez y contó algunas anécdotas íntimas.  “Mi vida sexual es estupenda”, dijo Hazel Jones, aunque confesó que algunos de sus novios se han llevado un gran susto.

El útero didelfo responde a una condición genética en la que el tubo del útero no se fragmenta durante la gestación y entonces queda dividido en dos secciones.