Los visitantes de Disneyland París se han visto privados de la oportunidad de ver a los personajes de sus dibujos animados favoritos, debido a una huelga por reivindicaciones salariales y un caso de acoso sexual.

El personal que se disfraza de personajes como Mickey, el Pato Donald y Goofy acatan esta medida de fuerza desde hace varios días.

Ellos están furiosos porque a un colega que fue acusado de acosar a las mujeres se le ha permitido volver a trabajar por "falta de pruebas".

La huelga también forma parte de una campaña sindical para conseguir aumentos salariales.

Solo en esta semana se han producido cancelaciones del tradicional desfile, sesiones fotográficas en el Café Mickey, la barbacoa Cowboy Cookout, entre otros acontecimientos muy populares.

La junta de Disney en París sostuvo que no había pruebas suficientes para incriminar al presunto autor de acoso sexual. También se ha comprometido a imponer duras sanciones económicas a los huelguistas.

Cientos de miembros de cuatro poderosos sindicatos han participado en manifestaciones fuera del parque de diversiones, en las afueras de la capital francesa.

"Es extraño que los personajes de Disneyland se vayan a la huelga", dijo Eileen Holmes, una madre de 32 años de edad, del sur de Londres que estaba en París con sus dos hijos pequeños.

"Usted espera ver a los choferes franceses de camiones y a los pescadores en huelga, pero no a personajes de dibujos animados", agregó.

David Charpentier, representante del sindicato, dijo: "Es lamentable, pero tenemos que defender nuestros derechos como los ingresos salariales.