Referencial Wikimedia

Como sacado de una película, una azafata retrasó durante 80 minutos un vuelo de American Airlines al anunciar que el avión estrellaría.

La nave que estaba a punto de despegar del aeropuerto de Dallas-Fort Worth hacia Chicago, tuvo que parar ya que los pasajeros entraron en pánico, informó el portal NTN24.com.

“Yo no soy responsable de que este avión se estrelle”, fue lo que dijo la aeromoza, que en medio de algunas incoherencias se refirió a los ataques del 11 de septiembre.

Algunos viajeros manifestaron que la mujer parecía estar enferma y que necesitaba ser medicada.

La Policía intervino y se llevó a la azafata así como a otros miembros de la tripulación, informó un portavoz de la aerolínea, al indicar que otras dos empleadas fueron conducidas a un hospital para un chequeo médico.

Indicó, además, que la tripulación fue reemplazada.