Foto: Wikimedia
La historia de la plantación de marihuana protegida por 10 osos negros en la costa oeste canadiense se complicó hoy cuando la policía reveló que la droga aprehendida fue robada pocos días después de la comisaría.

El pasado 18 de agosto la Policía Montada canadiense dijo que había descubierto una plantación de marihuana oculta en un bosque en las cercanías de Lago Christina, a unos 550 kilómetros al este de Vancouver, y protegida por 10 osos negros.

La responsable de la plantación había decidido atraer a su terreno a los osos de la zona con comida para perros para evitar que las plantas de marihuana fuesen robadas.

La historia y las imágenes de los agentes de policía rodeados por osos negros en las inmediaciones de la plantación, dieron la vuelta al mundo ante el insólito servicio de seguridad del ilegal cultivo.

Pero hoy el incidente dio un nuevo giro, según dijo la cadena de televisión pública canadiense, CBC.

Tras aprehender la marihuana, los agentes la dejaron en un depósito. Pero pocos días después de la operación, el destacamento de la Policía Montada de la zona recibió una llamada de emergencia que resultó falsa.

Mientras los agentes se encontraban fuera de la comisaría, la marihuana aprehendida fue robada.

Finalmente, el pasado jueves, la policía recibió una pista anónima y encontró la marihuana robada en una granja de la zona. Esta vez, la droga no estaba protegida por osos sino por 19 cartuchos de dinamita preparados para hacer explosión en cualquier momento.

La desactivación de los paquetes de dinamita resultó más fácil que decidir el futuro de los 10 osos negros que protegían la plantación.

Las autoridades de la provincia de Columbia Británica, donde se encuentra Lago Christina, han decidido sacrificar a los plantígrados porque se han habituado a la presencia humana y se teme que una vez en libertad intenten acercarse a las personas para recibir alimento.

Pero varios grupos han iniciado campaña para evitar la muerte de los osos. De momento han captado a través de Internet a miles de personas incluido el actor canadiense Jason Priestley, conocido por su participación en la década de los años noventa en la serie de televisión Beverly Hills, 90210.

-EFE-