Captura: Youtube

Los  devotos colombianos recordarán el pasado Miércoles Santo como un episodio peculiar en sus actividades por Semana Santa, luego de que una estampida humana interrumpiera el paso procesional del Amo de Jesús, por primera vez en 450 años de tradición, según informó Popayanvirtual.com.

Se corrió el rumor de que algunas personas escondían armas y artefactos explosivos para ejecutar un atentado terrorista. El clima de sospecha aumentó cuando unos transeúntes iniciaron una pelea callejera con armas de fuego.

El suceso generó pavor a lo largo de tres cuadras, desde el Parque Caldas hasta el centro histórico de la ciudad.

Al observar la gran cantidad de gente que se aproximaba, los fieles que acompañaban a la imagen huyeron despavoridos para protegerse en las veredas de la angosta calle en la que se situaban.

El andar del Santo fue colocado en el suelo y solo quedó custodiado por algunos cargadores. Los músicos y saumadoras, que también dudaron si huir o permanecer al lado de la imagen, se dispersaron junto a resto del público.

En el  video colgado en  el portal popayanvirtual se observa claramente la reacción de los asistentes que se dispersan en cuestión de segundos por miedo a ser golpeados por la avalancha de personas.