Sri Lanka deportará a turista británica por tener tatuaje de Buda

Naomi Michelle, de 37 años, fue detenida en la vispera por la Policía a su llegada al Aeropuerto Internacional Bandaranaike en Colombo, y luego juzgada por un tribunal que ordenó su expulsión.
AFP

Una turista británica será deportada este martes de Sri Lanka por tener un tatuaje de Buda en un brazo, lo que se considera una ofensa en este país de mayoría budista, informó a Efe una fuente policial.

Naomi Michelle Coleman, de 37 años, fue detenida en la vispera por la Policía a su llegada al Aeropuerto Internacional Bandaranaike en Colombo, la principal urbe de la isla, cuando se descubrió el tatuaje en su brazo derecho, dijo el portavoz policial Uday Kumara.

Poco después la turista fue juzgada por un tribunal que ordenó su expulsión, explicó el portavoz policial Uday Kumara, quien añadió que la turista será deportada a su país esta tarde.

Sri Lanka, un estado insular emplazado en aguas del Océano Índico, es un país mayoritariamente budista que también cuenta con significativas minorías hindú y musulmana.

Como ocurre en la vecina India, en el país está vigente una ley que penaliza las expresiones de opiniones o acciones que hieran los sentimientos de las diferentes comunidades religiosas.

Tres ciudadanos franceses fueron condenados a 6 meses de prisión condicional en Sri Lanka por hacerse varias fotografías en actitud irreverente con unas estatuas de Buda en el sur del país en 2012.

En 2010, y tras protestas de la comunidad budista, el Gobierno ceilanés denegó un visado al rapero Akon por haber rodado un vídeo en el que aparecía una estatua de Buda mientras el artista bailaba junto a varias mujeres ligeras de ropa.

EFE