Captura YouTube: upsocl.com

Parece imposible, pero es simple química. El portal UPSOCL demuestra, en un sencillo video, cómo se puede congelar una cerveza, instántaneamente, con un solo golpe.

En la grabación, se aprecia cómo una persona introduce una botella de cerveza en un refrigerador. Veinte minutos después la retira y la golpea con un destapador, provocando que el líquido en su interior se congele de manera inmediata. ¿Por qué sucede esto?

Según la explicación del video, este efecto es provocado por la "ley de los gases". "Durante el embotellamiento de la cerveza se disuelve dióxido de carbono a gran presión en el líquido, y con el alcohol, en conjunto disminuyen el punto de congelación; pero cuando la botella es golpeada existe una liberación de este gas lo que provoca un aumento en su punto de congelación", explica la grabación.

Es importante recalcar que esto no debe hacerse en casa. Si bien el objetivo es probar una ley química, durante el experimento la botella podría explotar y dañar a los que estén a su alrededor.