Ejercicios para cuidar la piel de tu cuello y no refleje el paso de los años

Estos ejercicios requieren constancia y tiempo para que prevengas las arrugas. Realízalos 15 minutos al día, entre tres y cinco veces por semana.
MorgueFile

Los años pasan y el tiempo no perdona, y por más que invirtamos tiempo y dinero en cuidar nuestra apariencia, siempre habrá pequeños signos de la edad.

Uno de los lugares que más delatan el paso de los años es el cuello, cuya piel y músculos, con el paso de los años pierde firmeza y empieza a verse flácido. A eso hay que sumarle que es una zona donde suele acumularse el exceso de grasa.

Afortunadamente, existen ejercicios que puedes realizar desde la comodidad de tu casa y que te ayudarán a evitar las arrugas en el cuello y a mantener firme esa piel.

Estos ejercicios deben complementarse con una alimentación reducida en grasas, según recomienda elportal especializado Salud180.

Movimiento de “trago”: coloca tu mano abierta en la base de la garganta, extiéndela a lo largo de la clavícula y estira la piel hacia abajo al tiempo que levantas el cuello, barbilla y mandíbula al techo. Ahora haz un movimiento mediante el cual tu labio inferior cubra al superior. Regresa a la posición inicial, repite cinco veces.

El cepillo: comienza como el ejercicio anterior, pero ahora cuando ya tengas el cuello estirado, con la otra mano empuñada vas a darte un ligero masaje con los nudillos. Tienes que iniciar desde el lado izquierdo de la mandíbula e ir bajando por todo el cuello haciendo un zigzag. Haz 5 repeticiones cambiando las manos en cada ronda.

Resistencia de la boca: coloca tus manos empuñadas debajo de la mandíbula y ejerce presión hacia arriba, al mismo tiempo lleva tu lengua contra el paladar y abre lentamente la boca. Mantén la tensión durante cinco segundos y ciérrala despacio. Ahora masajea con círculos la toda la zona. Repite seis veces.

Ejercicio lateral: una vez más, con tus manos en la clavícula y presionando para abajo, sube la cabeza e inclina hacia un lado. Mantén la tensión durante cinco segundos y regresa a la posición inicial. Repite el ejercicio hacia el lado contrario. Realiza dos repeticiones por lado.

Estiramiento hacia atrás: coloca tus manos cruzadas en el cuello, debajo de la mitad, y jala la piel hacia abajo. Ahora lleva hacia atrás lo más que puedas tu cabeza lentamente, tienes que sentir una leve tensión en la zona. Regresa y repite el ejercicio cinco veces.

TE PUEDE INTERESAR:

La piel del contorno de los ojos es cinco veces más fina que la del resto del rostro y por ello se distiende con...

Posted by RPP Noticias on Miércoles, 15 de abril de 2015