Regreso a clases | Cinco consejos para proteger la salud dental de los niños

Un problema bucal por la falta de cuidado puede originar una serie de problemas en el menor de edad, lo cual repercutiría en su desempeño escolar.

Cepillarse los diente luego de cada comida es una de las grande reglas para proteger la salud bucal. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: DGLimages

La vuelta a clases de miles de escolares a nivel nacional es una temporada que trae dificultades para la salud bucal de los niños. Muchos por la premura de llegar temprano, no desayunan e intentar calmar su hambre con productos procesados que encuentran en la escuela o en los ambulantes cerca a esta.

Esta costumbre resulta dañina porque permite la acumulación de bacterias entre los dientes del menor. De acuerdo con el odontólogo Guillermo Ríos, director de Estética Dental Ríos, esta alimentación y la falta de higiene dental puede originar el sangrado de encías, el mal aliento, la movilidad y la pérdida de piezas dentales conocida como periodontitis, así como también las temidas caries.

Todos estos problemas pueden perjudicar al niño por el dolor y demás molestias. Estas complicaciones pueden robarse su atención y perjudicar su desempeño en la escuela. Por eso el experto en higiene bucal recomienda lo siguientes consejos para los padres de familia.

1. LAVARSE LOS DIENTES DESPUÉS DE CADA COMIDA

El odontólogo Ríos recomienda que en el lavado de dientes los menores no deben olvidar la lengua y las encías para eliminar toda la placa bacteriana. “Use un cepillo de cerdas suaves y cámbielo cada 3 meses, de esta manera evitará que se acumulen bacterias y gérmenes”, dijo.

El consumo excesivo de comida chatarra aporta a la acumulación de gérmenes en la boca del niño | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: happy_lark

2. USAR HILO DENTAL UNA VEZ AL DÍA

El experto recomienda que se le utilice por lo menos una vez al día, por las noches, para poder eliminar cualquier resto bacteriano en la dentadura.

3. CONSUMIR UNA DIETA BALANCEADA

El consumo de azúcares y carbohidratos debe ser evitado porque estimulan la proliferación de microorganismos en la boca y generan gases que inflaman las encías y producen cavidades en el esmalte de los dientes. Todo esto es caldo de cultivo para las caries.

4. NO LASTIMAR LOS DIENTES

Algunos y niños tienen la mala costumbre de destapar las tapas de botellas con el uso de sus muelas como herramientas. “El contacto con superficies duras puede fracturar las cúspides de los dientes. Este tipo de fracturas produce mucha sensibilidad, aumenta el riesgo de desarrollar caries y hasta puede ocasionar la pérdida de la pieza”, explicó Ríos.

El uso continuo de frutas y vegetales en la dieta alimenticia de los niños es necesario. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Choreograph

El odontólogo también aconsejó que por la misma razón no se recomienda que se coman alimentos muy duros como habas, huesos o pepas de aceitunas. Pueden terminar astillsando, rompiendo o dañando el esmalte de los dientes.

5. NO USAR MONDADIENTES

Introducir los palitos entre los dientes produce inflamación. Estos pueden lesionar las encías y provocar el sangrado o la inflamación. Los mondadientes son elementos muy nocivos para la salud, advirtió Ríos.