Células del cordón umbilical ofrecen una salida a la leucemia

Sangre donada del cordón umbilical contiene células madre que pueden salvar las vidas de los pacientes con leucemia, linfoma y otros tipos de cáncer de la sangre.

El cultivo en laboratorio de células madre tomadas de la sangre en el cordón umbilical puede mejorar significativamente la supervivencia de los pacientes con leucemia, según un anuncio hecho por la Universidad Loyola.

Los científicos del Centro Médico Cardinal Bernardin de esa universidad en Illinois presentaron los resultados de su estudio en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Hematología en Nueva Orleans.

La sangre donada del cordón umbilical contiene células madre que pueden salvar las vidas de los pacientes con leucemia, linfoma y otros tipos de cáncer de la sangre.

Patrick Stiff, autor principal del estudio, indicó que la tecnología de expansión celular puede incrementar el número de pacientes a quienes beneficien los trasplantes de células madre derivadas del cordón umbilical.

Según el estudio, los trasplantes de células madre pueden salvar la vida de los pacientes a quienes ya no les quedan otras opciones de tratamiento.

Las células madre producidas en la médula ósea a menudo provienen de miembros de la familia del paciente u otros donantes que se han registrado para hacer la contribución.

Pero, señaló el estudio, menos del 50 por ciento de los pacientes elegibles para un trasplante puede encontrar un donante de médula ósea compatible, y en tales casos las células madre derivadas de la sangre del cordón umbilical puede ser una alternativa eficaz, ya que no requiere una compatibilidad perfecta.

Estas células madre provienen de donaciones de familias de recién nacidos y se preservan congeladas en un banco de sangre de cordón umbilical.

Cada una de estas donaciones consiste, habitualmente, en unos 30 mililitros de sangre, lo cual es suficiente apenas para un niño o un adulto pequeño, pero muchos adultos deben recibir una dosis doble que provienen de dos donantes.

EFE