Las vacunas no combaten enfermedades, las previenen

Con el auge de la globalización, las enfermedades tienen mayor circulación y es posible que enfermedades que estaban erradicadas o ausentes retornen en cualquier momento. Esto hace imprescindible mantener la vacunación preventiva.