Trabajar con la pareja puede desgastar la relación

¿Es recomendable laborar con su pareja? Y si no tiene otra alternativa de trabajo, ¿cómo salvar su relación cuando ambos trabajan juntos? Conozca los consejos de un especialista.
Morguefile-Mconnors

"Trabajar con la pareja no es una buena decisión. Depende mucho de la compatibilidad de las personas. El trabajo establece relaciones de jerarquía, poder y autoridad. Las parejas suelen desarrollar conflictos añadidos a una simple relación que puede terminar en rompimiento", explicó el psicólogo José Mogrovejo a RPP Noticias.

En estos casos, Mogrovejo Sánchez recomendó que estas parejas delimiten roles y papeles, así como que democraticen su relación de trabajo, es decir, que no exista una jerarquía por encima del otro. Es el caso de las parejas que tienen un negocio común donde la autoridad es lineal.

El experto, quien además es psicoterapeuta y docente universitario, agregó que lo óptimo es que las parejas que laboran juntas en una misma empresa “puedan compartir el mismo espacio, pero realicen funciones en las que no tengan que vincularse directamente”.

“Si tienen un negocio juntos que los dos sean los socios y que les correspondan los mismos derechos y obligaciones. Ambos tienen que dar sugerencias y consejos para sacar adelante el proyecto común. No deben haber jerarquías ni seguir las indicaciones del otro porque sabe más o tiene mejores criterios”, dijo.

Pero también hay parejas que cuando trabajan juntas son compatibles y saben manejar bien el negocio, la relación y la familia si la tienen. “Estas son parejas muy operativas y funcionales trabajando juntas y articulando otros roles que tienen en la vida, pero por lo general no es así”, explicó Mogrovejo.

De otro lado, el especialista recomendó que el negocio de una pareja debe estar regulado por valores esenciales como la confianza, justicia, honestidad, transparencia, para salvaguardar no solo el proyecto en común sino la relación de pareja o matrimonio.

Algunas ventajas de trabajar en pareja

Si bien hay más desventajas que ventajas, para Mogrovejo en una relación de pareja que labora junta, no desestimó algunos beneficios. “Se puede conocer a la pareja en otras dimensiones como su personalidad y rol como trabajador. Esto puede ayudar a entender más ampliamente a la persona con la que estoy”, señaló.

Además, dijo que trabajar con la pareja permite conocerla en la aplicación de soluciones prácticas que puede generalizar a la resolución de problemas. “Podría decirle que como tiene capacidad para solucionar problemas de carácter laboral, le gustaría que aplicara esas mismas estrategias a la relación conyugal”, explicó.

Finalmente, dijo que en toda relación de pareja “es muy bueno que cada uno mantenga su propia individualidad y haya el espacio suficiente para extrañar al otro. La pareja debe oxigenarse a través de otro tipo de actividades y poder reencontrarse con el otro en determinado momento del día”.

Sin embargo, advirtió que “la relación de pareja no termina de construirse cuando ambos dialogan permanentemente sobre temas de laborales incluso cuando ha terminado el horario de trabajo”. Por ello, el experto precisó que “es imprescindible evitar migrar o llevar al hogar que tienen en común los problemas del trabajo”.