|

Cambiar estilos de vida evita el 30% de muertes por cáncer

Las carnes rojas y procesadas como los embutidos, los alimentos ahumados o muy salados contienen sustancias que podrían desencadenar el desarrollo de esta enfermedad.
Morguefile/jautomatic

Una alimentación balanceada rica en vegetales y frutas, mantener un peso adecuado, practicar actividad física, no consumir tabaco y moderar el consumo de alcohol, son hábitos saludables que disminuyen el riesgo de padecer cáncer, manifestó el doctor Mauricio León Rivera, cirujano oncólogo del Centro Detector del Cáncer.

El galeno agregó que aproximadamente el 30% de las muertes por cáncer se deben a algunos factores de riesgo que pueden ser modificables, es decir depende de cada uno de nosotros cambiar algunas malas costumbres. “De esta manera el cáncer puede ser prevenido a través de la adopción de hábitos saludables”, remarcó.

En ese sentido, recomendó incluir cinco raciones de verduras y frutas al menú diario porque poseen vitaminas importantes para el funcionamiento del organismo, además de ser poderosas fuentes de antioxidantes que protegen del cáncer.

Por ejemplo consumir tomate disminuye el riesgo de cáncer a la próstata por la sustancia llamada licopeno, además el consumo de col disminuye el riesgo de cáncer de mama sobre todo si se consumen desde los primeros años de vida.

Asimismo, refirió disminuir el consumo de carnes rojas y procesadas como los embutidos, los alimentos ahumados o muy salados porque contienen sustancias que podrían desencadenar el desarrollo de esta enfermedad.

También dijo, que para el mantenimiento de un peso corporal saludable se debe practicar diariamente al menos 30 minutos de alguna actividad física que ayude a eliminar el sedentarismo, por ejemplo implementar una caminata diaria y preferir las escaleras antes que el ascensor contribuyen con este buen hábito.

León, resaltó que el tabaco participa en forma directa con el desarrollo del cáncer, se sabe que de las 7 000 sustancias químicas presentes en el humo de tabaco, 250 son dañinas para la salud y al menos 69 de estas causan cáncer.

Del mismo modo, el riesgo de cáncer aumenta con el exceso de alcohol especialmente con la aparición de tumoraciones en la cavidad oral, faringe, laringe y esófago, el peligro aumenta considerablemente si el bebedor también fuma y si además es obeso.