Cáncer de próstata: ¿Qué es y cómo se detecta esta neoplasia?

Este 11 de junio se conmemora el Día mundial de lucha contra el cáncer de próstata. A nivel mundial esta neoplasia es la que más afecta a los hombres, según cifras de Globocam (2018) para este año se proyecta 1.3 millones de casos nuevos a nivel mundial. 

Este 11 de junio se conmemora el Día mundial de lucha contra el cáncer de próstata. A nivel mundial esta neoplasia es la que más afecta a los hombres, según cifras de Globocam (2018) para este año se proyecta 1.3 millones de casos nuevos a nivel mundial. | Fuente: EFE

El cáncer de próstata es la segunda neoplasia que más afecta a la población masculina a nivel mundial. Según cifras de Globocan (2018), para este año en el mundo aparecerán 1'356,176 casos nuevos, mientras que en el Perú se proyecta una cifra de 8129 nuevos casos. La próstata es una glándula sexual del hombre que se encarga de producir el líquido seminal, que alimenta a los espermatozoides en su camino hacia el óvulo, y tiene el tamaño y forma de una nuez.

Gilmer Díaz, urólogo oncólogo de Oncosalud, señala que el cáncer de próstata se produce por el crecimiento descontrolado y acelerado de las células prostáticas, que en la gran mayoría de los casos inicia en las células glandulares de este órgano.

El especialista de Oncosalud indica que la mayoría de los casos son diagnosticados en estadios avanzados. Por ello, aconseja a los hombres reconocer los factores más importantes de esta neoplasia.

Población en riesgo

Diferentes estudios han determinado que el cáncer de próstata ataca en la mayoría de los casos a hombres mayores de 50 años, a mayor edad, más riesgo.

Son especialmente sensibles las personas que tienen antecedentes de cáncer de próstata en familiares directos, hombres afrodescendientes, familias con alteraciones genéticas, y se ha agregado actualmente a la obesidad como otro factor de riesgo.

Conductas de riesgo

Según el especialista, el tabaquismo es una conducta que aumenta el riesgo no solo de padecer varias neoplasias, sino también de sufrir de otras patologías respiratorias y cardiovasculares.

Exámenes

Una de las principales pruebas que ayudan a la detección de esta enfermedad es el PSA (Antígeno Prostático Específico). Esta se realiza a través de una muestra sanguínea que detecta si está proteína producida por las células de la próstata se mantiene dentro de los niveles normales, los cuales son de 0 a 4. De encontrarse niveles superiores recomiendan al paciente realizarse pruebas adicionales, entre ellas, la biopsia de próstata, que es un procedimiento en el que se toman muestras de la próstata para ser estudiadas por un patólogo donde se podría detectar un posible caso de cáncer.

El otro examen es el Tacto Rectal, debe hacerse junto con el PSA, sirve además para la detección de otras enfermedades de la próstata y de otros órganos como hiperplasia prostática benigna, tumores de recto, hemorroides, entre otras. En relación a la frecuencia, el especialista recomienda que los exámenes en personas sin síntomas y sin factores de riesgo, se realicen cada dos años, en caso contrario deben hacerse una vez al año. 

Tratamiento

El método para tratar al paciente dependerá del estadio clínico de la enfermedad y la edad. El especialista de Oncosalud indica que hay tratamientos en el cáncer de próstata de bajo riesgo que van desde la observación hasta una vigilancia activa; sin embargo, otros casos se resuelven con cirugía, radioterapia, bloqueo hormonal, quimioterapia, crioterapia, entre otros.