Coronavirus: ¿Qué se sabe sobre la vacuna de Sinopharm, con la que Perú firmó un acuerdo de compra por 38 millones de dosis?

Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias, comentó detalles sobre la vacuna elaborada por la farmacéutica de origen chino y con quien Perú firmó la compra de dosis. De acuerdo al presidente Sagasti, el primer lote de un millón de dosis llegará en este mes.

Este miércoles 6 de enero, el presidente Francisco Sagasti anunció que el Perú firmó un acuerdo de compra con la farmacéutica china Sinopharm para la adquisición de 38 millones de dosis y cuyo primer lote de un millón llegará en enero.

Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en Salud Pública, comentó algunos detalles importantes de la vacuna y cuyos ensayos de fase 3 se desarrollan en el Perú.

“Se ha anunciado que llegarán 38 millones de dosis al Perú y va a servir para 18 millones de personas. La vacuna es desarrollada por un laboratorio chino llamado Sinopharm que ha hecho sus ensayos clínicos fase 3 en el Perú, hay 12 mil peruanos que han participado en los ensayos clínicos”, comentó.

¿Cómo se desarrolló la vacuna?

“Dentro de las plataformas científicas que hay para desarrollar vacunas, la que usa Sinopharm para la fabricación de esta vacuna Coronavac es la clásica, es decir, usan el propio nuevo coronavirus. Lo que han hecho es que lo han remojado en sustancias químicas (y, lo estoy simplificando para que lo podamos entender), esta sustancia química ha logrado penetrar hasta el genoma, el ARN de este virus y lo desactiva, convirtiéndolo en un virus completamente desactivado. Una vez hecho eso, es un cascarón, pero las espigas permanecen intactas, esa es la vacuna”, agrega Huerta.

De acuerdo al especialista, en noviembre de 2020 se publicó en la revista The Lancet, un estudio de fase 1 y fase 2 de esta vacuna.

“En la fase 1 se aplicó a 144 personas y en la fase 2 a 600 personas, tratando de lograr la mejor dosis de la vacuna. Lo que se vio es de que 3 microgranos de esta sustancia es la que va a usarse en la vacuna y los efectos secundarios fueron muy tolerables y locales: dolor en el sitio de la inyección, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, cosas que todas las vacunas tienen, ninguna cosa fuera de lo ordinario”, agregó.

En cuanto a la fase 3, Huerta explica que “lo que se ha comunicado con un poco más de detalles es lo que sucedió en los Emiratos Árabes Unidos, donde 31 mil personas participaron en un estudio de fase 3 y reguladores de este país dijeron que aprobaban la vacuna de Sinopharm porque había demostrado un 86% de efectividad”.

“Aquí hay que poner una observación: esto fue un comunicado de prensa, esto no fue un estudio científico. Lo que se tiene como efectividad de fase 3 es el comunicado de prensa de los EAU. Este año, la entidad reguladora de China también ha autorizado el uso de emergencia de esta vacuna en su territorio. Según la entidad regulatoria china tiene un 79% de efectividad en fase 3, pero falta que se publiquen los resultados de la fase 3”, añade.

¿La vacuna es el fin de la pandemia?

Sin duda, el desarrollo y autorización de las vacunas contra la COVID-19 en pocos meses son grandes hitos en la historia de la Ciencia. Sin embargo, y pese a que el avance científico es prometedor, no debemos olvidar que la vacuna es solo un elemento para el control de la crisis sanitaria mundial.

Hay que entender que la vacuna no es la única solución a la pandemia, es un elemento más, un elemento importante, pero hasta que esa vacuna no llegue a todos los rincones del Perú y por lo menos un 70% de los peruanos se haya vacunado, entonces no vamos a tener beneficio de ella y nuestro comportamiento individual con el uso de la mascarilla, la distancia física, la higiene de manos y superficies va a tener que continuar”, menciona.

Huerta añade que esto es importante porque “desde el punto de vista psicológico, los seres humanos somos así: muchas veces estamos esperando alguna noticia que nos libere la tensión y nos diga: ‘ya se terminó este problema’ y lamentablemente no es así”, finaliza.