|

EMA desaconseja el uso de ivermectina porque no sirve ni para prevenir ni para tratar la COVID-19

El doctor Percy Minaya, vicemistro de Salud Pública, comentó que el Minsa está evaluando retirar la ivermectina del manejo de pacientes con COVID-19 en tratamiento ambulatorio.

El doctor Percy Minaya, vicemistro de Salud Pública del Ministerio de Salud, comentó que el ente está evaluando retirar la ivermectina del manejo de pacientes diagnosticados con COVID-19 y con tratamiento ambulatorio. | Fuente: AFP

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) decretó, en un comunicado de prensa, que después de estudiar exhaustivamente en laboratorio, ensayos clínicos, metaanálisis (todo lo que se ha publicado) sobre la ivermectina, lamentan informar que no la aconsejan para el tratamiento ni de la prevención ni de la enfermedad diagnosticada COVID-19. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en Salud Pública, comentó el tema.

“En el comunicado mencionan que esto comenzó con un estudio en Australia en una cantidad que es 100 veces mayor a la que se usa en los seres humanos y eso ha seguido y seguido pero sin fundamente científico. Ellos dicen que después de haber estudiado toda la evidencia de esta medicina, la ivermectina, no la recomiendan ni para la prevención ni para el tratamiento de la enfermedad”, sostuvo en su programa Espacio Vital.

En el mismo programa, el doctor Percy Minaya, vicemistro de Salud Pública del Ministerio de Salud, comentó que el ente está evaluando retirar la ivermectina del manejo de pacientes diagnosticados con COVID-19 y con tratamiento ambulatorio.

"Hemos pedido que a partir de los diferentes informes se recojan todos el argumentos para poder dar de baja la recomendación que tenemos sobre la ivermectina”, comentó.

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO DE LA COVID-19?

El distanciamiento social y el uso de mascarillas son herramientas claves para frenar el avance en el contagio del nuevo coronavirus. De acuerdo con la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la COVID- 19 se propaga a través de las gotas de saliva que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda. Es decir, si frenamos nuestro movimiento innecesario en las calles, mantenemos una distancia mínima de uno o dos metros, usamos mascarillas y nos lavamos constante y correctamente las manos (al menos durante 20 segundos), el virus también se detendrá. 

Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia mínima de dos metros entre persona y persona para evitar la infección, además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración. Las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que, siendo realistas, si no se acata el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, la afluencia de pacientes en unidades de cuidados intensivos hará que colapse el sistema de salud en el Perú.