Espondilitis anquilosante, el dolor intenso en la columna que puede confundirse con lumbalgia

Las noches resultan insoportables para los enfermos que presentan dolores intensos en la espalda, un mal que se presenta en adultos y jóvenes y cuyo diagnostico puede tardar hasta 2 años.
El espondilitis anquilosante se trata de una forma crónica de artritis y afecta la columna. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: PeopleImages

A diferencia de la lumbalgia, un dolor que puede durar pocos días en la zona lumbar o de la columna es el espondilitis anquilosante (AS, por sus siglas en inglés), que también presenta dolor en las articulaciones. La familia a la cual pertenece esta enfermedad se relaciona con la artritis y afecta a una de cada 100 personas en el mundo, según el Diccionario Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

El espondilitis anquilosante es una forma crónica de artritis (inflamación en articulaciones de huesos), usualmente afecta la pelvis o el final de la columna. El afectado corre el riesgo de que sus vértebras se unan. Se da en hombres y en mujeres y la inflexibilidad forma joroba en la espalda.

Los pacientes con AS comienzan la dolencia con una lumbalgia. Es decir, dolor y rigidez al dormir o cuando se está sin practicar ninguna actividad. Partes del cuerpo como los hombros, rodillas o tobillos también resultan afectadas, se hinchan o inflaman. No se puede estirar el tórax.

 

Otros síntomas del AS menos comunes son la fiebre leve e irritación de los ojos. | Fuente: Getty Images

La AS puede tardar en diagnosticarse hasta dos años porque se desconoce su causa. Las personas con esta enfermedad usualmente tuvieron algún impacto contra su espalda, se encuentran en posiciones ineducadas a diario o hacen movimientos bruscos.

Por ser una enfermedad reumática, se piensa que les da más a los adultos mayores, pero también les da a los jóvenes. Si percibe un dolor en la columbra por mucho tiempo y tiene menos de 40 años entonces es importante acudir al médico más cercano.