Golpes en la cabeza causan daño neurológico a largo plazo

Estudio concluyó que existe una relación directa entre golpes causados por deportes de contacto como boxeo y fútbol americano con la encefalopatía traumática crónica.

La encefalopatía traumática crónica es definida como una enfermedad neurodegenerativa causada por lesiones cerebrales. En un estudio publicado en el Journal of American Medical Association, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston concluyeron que existe una relación directa entre los golpes en la cabeza causados por deportes de contacto como boxeo, fútbol americano, hockey y algunas artes marciales con dicha enfermedad.

Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, explicó que para las conclusiones se han estudiado 202 cerebros de exjugadores de futbol americano, quienes decidieron donarlos para la continuidad de la investigación. Los resultados son sorprendentes. De los deportistas que jugaban en ligas internacionales, la enfermedad se reportó en el 99% de ellos.

“En estos 202 cerebros, 177 de ellos- que corresponde al 89%- se encontró un daño neurológico severo. Además, en 111 jugadores de la Liga Nacional de Futbol Norteamericano que donaron sus cerebros, en 110 hubo daño cerebral, es decir, en el 99%. Esta es la prueba más irrefutable de que ese deporte, mal llamado deporte, en mi entender es violencia, como el boxeo está relacionado al daño neuronal en los que los practican”, comentó Huerta.

El asesor médico explicó que la práctica de estos deportes no es recomendable para niños y jóvenes, pues la pronta exposición a estas lesiones neuronales puede concluir en un daño neurológico severo.

“Los niños y los jóvenes que practican el fútbol norteamericano van a terminar con daño cerebral severo, igual que ya se había demostrado lo mismo para aquellos jovencitos que practican el boxeo y que demuestran otro tipo de lesión cerebral que se denomina el cerebro del pugilista”, dijo.

Huerta agregó que, pese a lo que muchos creen, usar protectores de cabeza, como cascos, no disminuyen las conmociones cerebrales de manera sustancial y que evitar esos golpes es la única manera para disminuir el daño neuronal.

“(Usar cascos) es para que la gente crea que están protegidas y eso lo sabe muy bien la NFL. Ellos trataron de silenciar a todos los que estaban en ese tipo de investigación. Ahora dicen que están investigando en un caso más seguro, que tenga sensores electrónicos. Ya hay una moción en el Congreso de Estados Unidos para que se prohíban los golpes en la cabeza”, comenta.

Entre los factores que se destacan en esta investigación, y que resultan prioritarios para las conclusiones, se encuentran la disciplina deportiva que realizan, la incidencia de los golpes durante el entrenamiento y los síntomas que se presentan luego de 7 u 10 años de iniciar la práctica deportiva.

Al ser una enfermedad degenerativa, la encefalopatía traumática crónica incluye síntomas primarios como dolor de cabeza intenso, vértigo, sordera, disminución progresiva de movimientos musculares, entre otros.

Huerta agregó que, pese a lo que muchos creen, usar protectores de cabeza, como cascos, no disminuyen las conmociones cerebrales de manera sustancial y que evitar esos golpes es la única manera para disminuir el daño neuronal. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: leolintang