Leche materna: mejor en la primera hora de vida

"Estas prácticas podrían salvar la vida de cerca de un millón de niños al año en el mundo", señaló la organización.

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) hizo un llamado a apoyar a las madres para que inicien el amamantamiento durante la primera hora de vida de sus bebés, para que den de lactar de manera exclusiva y para que luego lo complementen con alimentos hasta los 2 años o más.

"Estas prácticas podrían salvar la vida de cerca de un millón de niños al año en el mundo", señaló la organización.

Indicó que en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, menos de la mitad de los bebés empiezan a amamantarse en sus primeros 60 minutos después del parto y más del 60 por ciento de los lactantes no son alimentados exclusivamente con leche materna hasta el sexto mes, como se recomienda.

“La lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños”, señaló Carissa F. Etienne, directora de la OPS/OMS,.

Agregó que aunque "ésta ha aumentado en muchos países del continente americano, queda mucho por delante para lograr que las prácticas sean óptimas”.

La especialista enfatizó que prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia, del sistema de salud, en el trabajo y en el lugar de estudio.

Etienne abogó porque “todos los sectores de la sociedad se comprometan a redoblar sus esfuerzos en apoyo de las madres que amamantan, para que ellas y sus bebés puedan gozar de los muchos beneficios de la lactancia materna”.

La leche materna es el alimento ideal para los recién nacidos y los lactantes: aporta todos los nutrientes necesarios, es inocua y no requiere de preparación y contiene anticuerpos. Además, beneficia a las madres, pues ayuda a perder peso después del parto, reduce el riesgo de diabetes tipo 2, de cáncer de mama y de ovario, y disminuye el riesgo de anemia.

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y el lema elegido este año es: "¡Apoyo a las madres que amamantan: cercano, continuo y oportuno!”. Con esto se busca destacar la necesidad de orientar y motivar a las mamás durante el embarazo y los días o semanas críticos después del parto.

Este respaldo se puede traducir en consejería (en grupos de apoyo de madres o a cargo de profesionales de la salud) para mejorar estas prácticas y extender la lactancia.

Según investigaciones, las consejeras mejoran eficazmente las tasas de iniciación, duración y exclusividad de la lactancia materna. En los países de ingresos bajos y medios, el apoyo de estas compañeras redujo un 30 por ciento el riesgo de interrumpir la lactancia materna exclusiva.

La OPS/OMS elaboró un documento de orientación que resume las distintas maneras de dar un mejor apoyo a las madres con respecto a la lactancia materna y aporta información sobre la práctica de la lactancia materna en 21 países de América Latina y el Caribe. El material está disponible en el enlace: http://bit.ly/13zdvfe.