Lo que debe saber sobre las bebidas energizantes y sus riesgos

Muchos jóvenes abusan de las bebidas energizantes, mezclándolas con alcohol o confundiéndolas con bebidas rehidratantes. Conzoca más sobre estos productos.
Las bebidas energizantes son utilizadas para proveer alto nivel de energía proveniente de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Sin embargo, para la nutricionista Sara Abu-Sabbah, "muchas veces se confunde a las bebidas energizantes con las rehidratantes", y se olvida que las bebidas energizantes no intentan compensar la pérdida de agua debido a la actividad física.

Abu-Sabbah explicó que "si uno consume de forma prudente y oportuna una bebida energizante no debería tener efectos secundarios". Lo cierto es que hay un abuso de las bebidas energizantes por una falta de información sobre sus efectos secundarios.

¿De qué está compuesta una bebida energizante?
- Una bebida energizante no tiene alcohol.
- Generalmente está gasificada pero también puede no estarlo.
- Contiene cantidades importantes de cafeína, carbohidratos, aminoácidos (como taurina), vitaminas, extractos vegetales como la guaraná y el ginsen.

La cafeína en condiciones moderadas suele ser un estimulante, como cuando uno consume dos tazas de café, que es una dosis moderada.

Para la experta en nutrición, una taza de café de 125 mililitros puede aportar entre 95 y 125 miligramos de cafeína, y una lata de bebida energizante de 250 mililitros contiene entre 28 y 85 miligramos de cafeína, lo que pude ser equiparable a una taza de café.

Sin embargo, señaló que la gente y sobre todo los adolescentes "no consumen una lata de este producto, sino mucho más".

Además, exhortó a que las personas que son sensibles a la cafeína tengan mucho cuidado al consumir este producto por los efectos estimulantes de la cafeína en el cerebro como la sensación de vitalidad, fuerza, insomnio, disminución de la sensación de fatiga, pérdida del apetito y diurético.

Recomendaciones para el uso adecuado de bebidas energizantes:
- No debe consumirse antes de dormir
- No debe ser consumido por personas menores de 15 años, ni personas sensibles a la cafeína.
- Está contraindicado para gestantes, lactantes, hipertensos, pacientes con enfermedades cardiovasculares, pacientes renales, pacientes diabéticos o con trastornos de ansiedad.
- No reemplaza al descanso.
- No deben confundirse con bebidas rehidratantes.
- No mezclarlas con alcohol, fármacos u otras sustancias.
- Tres a cuatro bebidas energizantes representan 250 miligramos de cafeína, lo que es una sobredosis.

Las bebidas energizantes y el alcohol

Sara Abu-Sabbah explicó que la combinación de alcohol y estos productos puede ser muy nocivo, ya que el primero es un neurodepresor y las bebidas energizantes que contienen cafeína suelen ser estimulantes.

"La cafeína y la taurina contrarrestan los efectos sedantes del alcohol en un primer momento. Pero a medida que el consumo de alcohol se va incrementando, se presentan los mareos y poca coordinación. Y viene el estado de euforia, vitalidad, fuerza y hasta llegar de golpe a la depresión", manifestó.

Además, dijo también que la combinación de cafeína y alcohol es un potente diurético, podría colocar a la persona en una severa deshidratación.

En vez, recomendó que luego de ingerir alcohol, tomen líquidos de preferencia agua o bebida rehidratantes después de consumir alcohol.