Lucha Reyes no falleció de tuberculosis, sino de diabetes juvenil

El cardiólogo que atendió a la cantante criolla señala que en las radiografías a sus pulmones nunca se vio señales de TBC. Las condiciones de pobreza y discriminación por ser mujer y de raza negra complicaron su salud.

La Morena de Oro del Perú murió de diabetes juvenil, que daña la capacidad de producción de insulina en el páncreas. | Fuente: Getty Images.

Existe una creencia generalizada: que la cantante criolla Lucha Reyes murió por tuberculosis. Esto es falso, fue la diabetes juvenil o diabetes tipo 1 la que le quitó su vida, señaló el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, en el programa La Rotativa del Aire, basándose en información difundida por el documental titulado “Una carta al cielo” del director Javier Ponce Gambirazio, que es el trabajo biográfico más completo de la vida de la artista.

Conocida como La Morena de Oro del Perú, Lucila Justina Sarcina Trelles nació en el Rímac el 19 de julio de 1936 y murió en Lima el 31 de octubre de 1973 a los 37 años. Este año se cumplieron 45 años de su muerte.

Lucha Reyes fue huérfana de padre en temprana edad y sufrió maltrato infantil. Además, nunca dejó de trabajar en su infancia. Ser pobre, ser mujer, ser negra complicaron más aún su salud por la exclusión que padeció a lo largo de su vida, sostuvo Elmer Huerta.

Lucha Reyes murió por un paro cardíaco producto de su diabetes juvenil. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: forrest9

Hospitalizaciones continuas complicaron su salud

La primera hospitalización que tuvo la intérprete fue en 1959 cuando tenía 22 años. Testigos de esa época señalan que fue internada porque eliminó sangre por la boca y se pensaba que era tuberculosis. Luego de su recuperación es cuando ingresa al mundo artístico de lleno.

En 1969, a los 32 años, tuvo su segunda hospitalización y fue en ese momento que su salud declinó rápidamente. En 1970 hubo una última hospitalización. Todas se realizaron en el Hospital Bravo Chivo a cargo del cardiólogo Eduardo Zuleta Arcila.

Con la tercera hospitalización es la que volvió su salud muy frágil: cancelaba conciertos porque su voz no era igual. Zuleta Arcila afirmó en el documental “Una carta al cielo” que Lucha Reyes sufrió de diabetes y desarrollo complicaciones cardiovasculares desde temprano por eso.

“El cardiólogo dice que vio sus radiografías de sus pulmones y señala que nunca tuvo tuberculosis. Lo más seguro es que ella haya tenido diabetes juvenil, también conocido como diabetes tipo 1”, enfatiza Huerta.

Dicha enfermedad, que ocasiona que el páncreas del paciente no produzca la insulina necesaria, le ocasionó un paro cardíaco a Lucha Reyes a los 37 años mientras se dirigía a una misa del Señor de los Milagros.