Mitos de la eyaculación precoz

Especialista indicó que el secretó para evitarla está en aprender a retardar la eyaculación y no tanto en distraer la mente.

Existen muchos mitos alrededor de la eyaculación precoz y los varones resultan muy afectados cuando se toca este tema, por eso han ideado muchas estrategias para no ser víctimas de este problema.

El psiquiatra y psicoanalista, Pedro Morales Paiva, aseguró que en la mayoría de los casos, y no en todos, el factor de la eyaculación precoz tiene que ver con cuestiones emocionales, algún temor oculto u hostilidad guardada para con la mujer. 

“A veces la rabia o sentimientos hostiles en la mente pueden favorecer también a que la persona, de manera egoísta, piense en solo buscar su satisfacción y no darle a su pareja la misma satisfacción. Entonces eyaculo rápido porque no te voy a dar la satisfacción. También salen a relucir los sentimientos de culpa, donde la personas tienen el concepto que lo que está haciendo es malo y por eso debe terminar rápido el acto. Esa gradiente es la que tienen que examinar las personas”, explicó.

El especialista recordó que existe un método que se practica en la filosofía zen, la cual es eyacular sin eyacular, “es el practicar la inhibición de la eyaculación cada vez que esta amenaza con expresarse. Uno tiene que aprender a controlar la eyaculación, es todo un ejercicio. Si detienes o aprendes a detener un poco, de acuerdo con la pareja, se puede ir regulando el reflejo eyaculatorio”, aclaró.

Respecto al método donde se intenta distraer la mente para evitar la eyaculación, Morales, explicó que el tema no radica en la distracción de la mente si no en la concentración durante el proceso eyaculatorio para que uno poco a poco gobierne su eyaculación.