|

Salud mental: ¿Cómo impactan las redes sociales en niños y adolescentes?

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado la manera de socializar, principalmente en niños y adolescentes que han llevado sus interacciones sociales al mundo digital. ¿A qué riesgos se puede ver expuesta la salud mental de los menores con uso inadecuado de las redes sociales?

Si bien la tecnología ha ayudado a que puedan continuar con sus lazos de amistad con sus amigos del colegio o del barrio pese a la cuarentena obligatoria que vivimos, estos pueden verse expuestos a algunos riesgos que impacten a su salud mental. | Fuente: Rawpixel Ltd.

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado la manera de socializar, principalmente en niños y adolescentes que han llevado sus interacciones sociales al mundo digital. Si bien la tecnología ha ayudado a que puedan continuar con sus lazos de amistad con sus amigos del colegio o del barrio pese a la cuarentena obligatoria que vivimos, estos pueden verse expuestos a algunos riesgos que impacten a su salud mental.

Uno de los ejemplos es que una navegación poco segura puede exponerlos a peligros cibernéticos como robo de identidad. Además, la Asociación Americana de Psiquiatría describe un trastorno por el uso excesivo de las redes sociales denominado ciberadicción, que puede incrementar los trastornos de ansiedad, así como generar disfunción en las relaciones personales, familiares y sociales.

Natalia Pérez, médico psiquiatra responsable de la unidad de niños y adolescentes del CMSC Honorio Delgado del Ministerio de Salud, menciona que en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría se describe “este trastorno impulsivo compulsivo por uso de internet, donde la persona no cuenta con la capacidad para ejercer control sobre el uso y dependencia al internet”.

“Si bien es cierto que no existe una relación directa entre la depresión y el uso de las redes sociales, diversos estudios han encontrado relación entre la ciberadicción y la depresión. Por otro lado, también se ha encontrado relación entre el uso excesivo de Facebook y redes sociales con baja autoestima, depresión y problemas del sueño”, resalta.

La psiquiatra Pérez menciona que un estudio realizado por Livingstone evidenció que entre un 40% y 70% entregó información personal vía web y cerca del 40% de los niños aumentó su edad para chatear o acceder a una cuenta de red social.

“Otro riesgo que existe en las redes sociales está ligado a la identidad de los adolescentes, ya que muchos de ellos hacen uso de estas cambiando su identidad o características de su personalidad. Asimismo, están expuestos a la difusión de situaciones embarazosas que, muchas veces, sobrepasa su capacidad de afronte”, añade.

Pero, no todo es malo con las redes sociales. Pérez menciona que ”las nuevas tecnologías también tienen aspectos positivos porque poseen herramientas de aprendizaje, entretenimiento, socialización y otras que ayudan a fortalecer las habilidades, la creatividad y la motivación para aprender”.

Por su parte, la licenciada Lilian Rodríguez, del servicio de Psicología del hospital Sabogal, considera que “las redes sociales se han convertido en un espacio en el que formamos y construimos relaciones, configuramos nuestra propia identidad y nos expresamos hacia el mundo que nos rodea”.

“La mayor incidencia del uso de estas redes sociales será especialmente entre jóvenes, y en algunos estudios que se han hecho, entre los 11 años hasta los 24 años, un periodo crucial para el desarrollo emocional y psicosocial de las personas. Considero que el impacto de las redes sociales realmente podría afectar a la salud mental”, menciona.

La licenciada Rodriguez sostiene que desde el inicio de la pandemia estos temas se han vuelto más profundos: “ha creado como una especie de adicción en las diferentes generaciones por el uso del de todas estas redes sociales”.

“Se ha visto que el acceder sin reglas ni límites a estas redes sociales e internet ha creado muchos problemas: tengo muchos pacientes que están padeciendo de una patología con la ansiedad, síndromes de miedos y pánico, de baja autoestima, con depresiones, con la propia adicción de sentirse que no puedes sin estar conectado y estar al día de toda la información”, agrega.

REDES SOCIALES Y AUTOESTIMA

La magister en Psicología María Fe Maldonado, directora de la plataforma de cursos de salud mental y emocional Estar Mejor, resalta que las redes sociales tienen un impacto enorme en la vida de las personas en general.

“Sin embargo, en el caso tanto de adolescentes como de niños, inclusive, es mucho mayor puesto que son personas que están en plena etapa de formación, tanto a nivel físico como a nivel mental, pudiendo impactar de tal manera que lleguen a creer que lo que observan en las redes, o en internet en general, es cierto o correcto, conduciéndolos a pensamientos errados en cuanto a la realidad de la vida misma, lo que implica la salud, alimentación, vestimenta, etc; fomentando un estilo irreal e insostenible que a la larga solo produce ansiedad y constante sensación de carencia”, menciona.

Maldonado sostiene que, definitivamente, las redes sociales representan un mundo paralelo en el que cada uno define y controla lo que quiere mostrar.

“Hay quienes hablan desde la honestidad y quizás hasta puedan convertirse en verdaderos modelos a seguir. Sin embargo, también hay quienes muestran un ideal de perfección irreal en diversos estilos, promoviendo metas casi inalcanzables entre los seguidores. Todo finalmente recae en autoestima”, comenta.

La especialista explica que cuando uno se encuentra en estado de equilibrio, con pleno conocimiento de quién es y lo que vale, no debería existir mayor problema puesto que la seguridad personal que uno posee permite aceptarse, y en todo caso, tomar consejos o imágenes de las redes sociales que verdaderamente aporten en el bienestar y mejoría de cada quien.

“Por otro lado, cuando se habla de personas con autoestima baja, ya sean niños, adolescentes o adultos, inclusive, si puede desarrollarse un cuadro ansioso o depresivo generado por la propia falta de seguridad personal que busca ser llenada con posturas inalcanzables e insostenibles promovidas por las redes sociales”, puntualiza.

La pandemia de la COVID-19 ha cambiado la manera de socializar, principalmente en niños y adolescentes que han llevado sus interacciones sociales al mundo digital. | Fuente: Freepik

RECOMENDACIONES PARA CUIDAR DE LA SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES

La médica psiquiatra Natalia Pérez aconseja a los padres o cuidadores de los menores que realicen una supervisión constante de lo que los menores están realizando en la red, especialmente de las páginas o aplicaciones que visitan, y determinar si son adecuadas para su edad.

“Asimismo, debe existir una comunicación constante con los pequeños, pero una que sea empática, que entienda sus miedos y sus necesidades. Hay que orientarlos sobre los posibles riesgos a los que pueden estar expuestos. Otro consejo importante es que se deben establecer horarios para utilizar las redes sociales, este uso no debe exceder las dos horas diarias”, agregó.

Pérez resalta que mantener una relación empática basada en la confianza “permitirá a los padres y cuidadores saber si es que los menores se sienten mal, vieron algo inadecuado o están sufriendo algún tipo de acoso o ciberbulling a través de las redes sociales”.

La licenciada Lilian Rodríguez menciona que las imágenes, a menudo poco realistas, que se ofrece en estas redes sociales pueden hacer que los jóvenes tengan esos sentimientos de baja una autoestima también deteriorada.

Por ello, la especialista propone que se puedan ejercer momentos de recreación alejados de las redes sociales y el Internet.

Finalmente, la magister en Psicología María Fe Maldonado menciona que el primer y más valioso consejo es promover la autoestima en sus hijos.

“Eso no se refiere a darles gusto y aceptar toda su voluntad. Más bien se refiere a promover una sana autoestima basada en el autoconocimiento en el que cada quien logra reconocerse tanto en lo bueno como en lo no tan bueno, conviviendo con eso de manera saludable, pero siempre con la meta de esforzarse diariamente para ser y dar lo mejor que cada uno tiene”, agregó.

Maldonado afirma que si bien las redes sociales nos abren las puertas hacia un nuevo mundo, como todo en la vida, tiene un lado positivo y también negativo.

“Lo inteligente es determinar los beneficios personales que las redes sociales representan en cada quién y quedarse con eso; sabiendo que todo lo que se ve a través de la pantalla no necesariamente es real ni honesto. Cuando un niño o un adolescente tienen claros sus límites, la estructura de su propia vida y, sobre todo, una crianza afectuosa, es más difícil que caigan en problemas, incluyendo los relacionados con las redes sociales”, finaliza.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué relación tiene Idaho en Estados Unidos con el Perú respecto a la pandemia de la Covid19?


El Dr. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en Salud Pública, comenta que, en Idaho, Estados Unidos, debido al altísimo número de casos y hospitalizaciones, se decretó un decreto para racionar cuidados hospitalarios y de cuidados intensivos. ¿Qué relación tiene esto con el Perú?