Regreso a clases: ¿Cómo elegir la mochila adecuada para mi hijo?

El tamaño de la mochila no debe superar el 15% del peso del niño, según la Organización Mundial de la Salud. ¿Cómo elegir la maleta adecuada para la salud de mi hijo? Aquí algunas recomendaciones.

Una mochila ideal para una menor de edad debe ser liviana y cómoda para que la escolar no tenga inconvenientes en su salud. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Wavebreakmedia

A pocas semanas del inicio de las clases escolares, muchos padres están en la búsqueda de la mejor mochila para sus hijos. La mochila es uno de los útiles escolares más importantes para los niños ya que los acompaña en toda su actividad intelectual escolar desde que parten de casa hasta que regresan. Es importante que los padres tomen en cuenta las siguientes recomendaciones para escoger una mochila que no dañe la salud física de los hijos.

Por sus atributos de funcionalidad y comodidad, las mochilas ergonómicas son las mejores. Los tirantes acolchados son recomendados porque ayudan a que estos no dañen las articulaciones de los menores, dice a RPP Noticias, la médico rehabilitadora, Raquel Tapia, del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

Quizá uno de los grandes problemas de las mochilas es el peso, que puede ocasionar severos daños en la espalda del menor de edad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el peso de la mochila no debe superar el 10% al 15% del peso corporal del niño. "Por ejemplo, si el estudiante pesa 30 kilos, el peso de la mochila debería de ser entre 3 kilos hasta 4.5 kilos", precisó Tapia.

Los casilleros son una buena alternativa para que los niños guarden los útiles indispensables y así no lleven una mochila muy pesada. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: mirror-images

En caso no se respete eso, Tapia, quien trambién es jefa del Departamento de Amputados, Quemados y Trastornos Posturales del INR, afirma que el peso excesivo de la mochila origina dolores musculares que exigen un sobreesfuerzo articular del menor de edad. "Eso origina a la larga malas posturas en el niño. El daño se puede agravar si el menor también tiene sobrepeso", alertó.

Por eso se recomienda que la mochila sea lo más ligera posible. Tapia mencionó que se debe procurar que los útiles que vayan dentro, como los cuadernos y los libros, sean de tapa blanda para disminuir su peso. Solo deben ir aquellos objetos que el niño use de manera prioritaria en el día. Para acomodar bien la mochila en la espalda del menor se recomienda colocarla en una mesa, y desde ahí, se la coloquen para que no tengan que agacharse.

Para una mejor organización de los útiles se aconseja que dentro de la mochila se coloquen los libros más pesados cerca de la zona que contacta directamente con la espalda. El número de Compartimientos es útil porque permite una mejor organización de los productos como cartucheras, colores, plumones, entre otros.

"Los colegios deberían trabajar con los padres para que tengan lockers (casilleros) donde se coloquen aquellos útiles que los niños usarán sí o sí todos los días y no debn llevar tantas cosas en la mochila", aconsejó Tapia.