Cusqueña Trinidad Enriquez, primera universitaria y jurista peruana

La insigne intelectual nació en la ciudad del Cusco el 5 de junio de 1846. Según el historiador Horacio Villanueva, ella fue descendiente de Túpac Amaru II.

Cortes

Cusco no solo se precia de ser una región con bellos monumentos arqueológicos, sino por ser cuna de la primera mujer universitaria en el Perú y la primera jurista, que arrancó a merito propio, el bachillerato en Jurisprudencia en nuestro país. Estamos hablando de Trinidad María Enríquez Ladrón de Guevara.

Así lo señala Tania Gutiérrez Samanez, en el libro denominado “Trinidad Enríquez”, el mismo que fue publicado en el año 2005 en la Ciudad Imperial.

Trinidad Enriquez nació el 5 de junio de 1846. Fue hija de Marcelino Enríquez y Cecilia Ladrón de Guevara y Castilla. Su madre descendía de Túpac Amaru I y de José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II), según referencia del historiador Horacio Villanueva Urteaga. Ella estudió en el colegio de mujeres Educandas y destacó por su notable precocidad intelectual.

Debemos señalar que por entonces la educación en colegios de mujeres era solo hasta el tercer año de secundaria, los dos últimos años, cuarto y quinto se continuaba con cursos de especialización para optar apenas al título de profesora de primeras letras.

Pero como Trinidad aspiraba desde niña a las aulas universitarias en el campo del Derecho, para lograrlo debía  prepararse; por esta razón, decide fundar -contra viento y marea- el Colegio Superior donde se dictaron cursos de Matemática Superior, Derecho Civil y Lógica Deductiva, Literatura, Música Filosofía y Francés.

El plantel estaba ubicado en la calle Mesón de la Estrella Nº44, antiguo local del diario El Sol, debido a la presión de los grupos conservadores fue cerrado después de tres años luego de ser apedreado en diversas ocasiones. Sin embargo, todo este tiempo le permitió a la estudiosa prepararse adecuadamente.

El 3 de octubre de 1874, el Gobierno durante el mandato de Pardo le otorga una autorización de ingreso a cualquier universidad nacional; sin embargo, para revalidar su formacion de cuarto y quinto año de secundaria, realizados en el colegio que ella fundó y que no fue reconocido oficialmente, debía rendir exámenes.

Estas evaluaciones orales realizadas ante un exigente jurado se hizo durante diez días, del 20 al 29 de abril de 1875. Al final primó sus conocimientos sobre los prejuicios sociales, logrando ingresar con una alta calificación a la facultad de Jurisprudencia. Este hito marcó el inicio de la profesionalización de la mujer en el Perú.

Trinidad María obtuvo el grado de bachiller en Jurisprudencia, más no el de abogada porque este título no estaba permitido en aquellos años para las mujeres. El presidente Piérola le otorgó una autorización especial para que se graduase como abogada, pero en un gesto de solidaridad feminista exigió que dicha autorización no sea solo para ella sino para todas las mujeres en el país.

En 1870, funda la Sociedad de Artesanos que tuvo patriótica actuación en la guerra con Chile en 1879, y años más tarde implementa en este lugar una escuela nocturna para los obreros, enseñándoles lectura, escritura y las leyes que amparaban sus derechos. De estas aulas, salió el primer diputado obrero en el Perú, Francisco González.

Luego de una serie de avatares, Trinidad Enriquez cae enferma pero se recupera y aún con las fuerzas que le quedaban impulsa la publicación del periódico La Voz del Pueblo.

Ella fallece el 20 de abril de 1891 a la edad de 45 años y según el Dr. Angel Avendaño fue enterrada en el Cementerio de la Almudena en la Ciudad Imperial.

Por: Adelayda Letona

Lea más noticias de la región Cusco

¿Qué opinas?