Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

¿Cuáles son los síntomas de hígado graso y cómo prevenirlo?

Sensación de pesadez, ansiedad y cansancio son algunos de los síntomas de esta enfermedad.
En la actualidad el hígado graso se presenta en pacientes con malos hábitos alimenticios y pésimo estilo de vida. | Fuente: Getty Images

El llevar una vida sedentaria y presentar altos niveles de triglicéridos, colesterol y diabetes, en muchas ocasiones son indicadores de que la persona puede presentar también un hígado graso, advirtió el doctor Juan Carlos Niebuhr, gastroenterólogo del Seguro Social de Salud (EsSalud).

Explicó que años atrás el hígado graso se relacionaba directamente con el consumo de alcohol en grandes cantidades; sin embargo, en la actualidad se presenta en pacientes con malos hábitos alimenticios y al pésimo estilo de vida.

SÍNTOMAS

El especialista indicó también que son diversos los síntomas de esta patología, aunque también es cierto que no todos los pacientes presentan síntomas. En ese sentido, explicó que los más frecuentes tienden a ser, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general, cansancio, fatiga, crónica,  pérdida de peso, sensación de pesadez, ansiedad, entre otros.

PREVENCIÓN

El doctor Niebuhr señaló que  para prevenir el hígado graso es importantísimo seguir un estilo de vida saludable, basado en el seguimiento de una dieta variada y equilibrada, rica en alimentos frescos y saludables, baja en grasas, sobre todo grasas de origen animal.

“La clave está en evitar el sobrepeso y la obesidad, así como en mantener una alimentación lo más saludable posible”, indicó el gastroenterólogo.

Dado que el alcohol es otro de los enemigos para la salud de nuestro hígado e interviene de forma decisiva en la acumulación de grasa en este órgano, es fundamental eliminar por completo el alcohol de nuestra dieta.

Por otra parte, recomendó el ejercicio físico con regularidad porque así aumentamos nuestro metabolismo y quemamos grasas. Además, dijo que es una actividad que ayuda de forma muy positiva en caso de tener hígado graso, especialmente si practicamos algún tipo de ejercicio aeróbico, como correr o caminar, independientemente de la edad.

0 Comentarios
¿Qué opinas?