Las 4 fantásticas del Bajo Urubamba

CUATRO NIÑAS DE LA ETNIA MATSIGUENGA DESTACAN POR SUS LOGROS DE APRENDIZAJE EN MATEMÁTICAS Y COMPRESIÓN LECTORA EN SU COMUNIDAD, EN LA PROVINCIA DE LA CONVENCIÓN, CUSCO.

En la comunidad nativa de Kirigueti, que forma parte del bosque del Bajo Urubamba,  viven cuatro pequeñas amigas que han forjado su amistad en las aulas. Ellas son Ashley Pacheco (11), Mayja Mauricio (11), Rosa Luz Vargas (9) y Giuliana Ríos (10).  Las cuatro sobresalen en el colegio Monseñor Javier Ariz por su entusiasmo para el aprendizaje dentro y fuera de las clases.

Ser matsiguenga, la etnia indígena amazónica que habita en los departamentos de Cusco, Madre de Dios y Ayacucho, hace que estas niñas tengan un rico acervo cultural que se evidencia en su gusto por contar leyendas y mitos relacionados a su comunidad. Estas historias les son transmitidas por sus padres y abuelos en lengua matsiguenga, aunque ellas también dominan el español. 

Ellas son Ashley Pacheco (11), Mayja Mauricio (11), Rosa Luz Vargas (9) y Giuliana Ríos (10) | Fuente: Pluspetrol

Los paisajes que rodean Kirigueti son impresionantes, no por algo el Bajo Urubamba es considerado uno de los lugares del planeta con la mayor diversidad según el reconocido biólogo Yuri Hooker, quien a inicios de este año estrenó “Bajo Urubamba: bosque de los misterios”, un documental que contó con la coproducción de Pluspetrol.

Bañado por el río Urubamba, que nace en los Andes del Sur y atraviesa todo el Cusco, este bosque amazónico alberga el cañón del Pongo de Mainique; el Santuario Nacional Megantoni, donde habitan poblaciones en aislamiento voluntario; y el río Yoyato, un sorprendente río azul que baja de las montañas. Tiene además un complejo ecosistema en el que conviven insectos, anfibios, reptiles, aves, así como mamíferos pequeños y grandes.

Para llegar a Kirigueti, que pertenece al distrito de Megantoni, provincia de La Convención (Cusco), se necesitan hasta 10 horas de viaje en bote, pongo o chalupa a lo largo del río Urubamba desde Ivochote, en la provincia de Quillabamba. En el trayecto se observan bufeos nadando en los ríos y pescadores de las comunidades nativas en jornada de pesca en las riberas.

Las 4 fantásticas del Bajo Urubamba | Fuente: Pluspetrol

Cambios en la realidad educativa

Las protagonistas de nuestra historia crecen en este mágico entorno que es parte del área de influencia de Camisea, el megayacimiento de gas más importante de Latinoamérica. En el 2014, Pluspetrol, operador de Camisea, quiso conocer el estado de la educación en las comunidades nativas del Bajo Urubamba. Un estudio identificó muy bajas calificaciones en razonamiento matemático y comprensión lectora. Esto como resultado de deficiencias en la formación, capacitación y condiciones laborales de los docentes, así como en el desempeño de gestión de las autoridades locales y regionales con competencia en el sector educativo.

Frente a estos resultados, Pluspetrol, operador de Camisea, planteó un proyecto educativo para mejorar los niveles de aprendizaje en matemática y comprensión en estudiantes de tercero y cuarto grado de primaria del distrito de Megantoni, que forma parte del Bajo Urubamba. Para ello se tomó como base una experiencia exitosa de la región Amazonas, la cual fue adaptada a la realidad de las comunidades de Megantoni.

En el 2015 se puso en marcha el Programa de Mejora de Logros de Aprendizaje en Matemática y Comprensión Lectora. Se trata de un modelo integral de aprendizaje colaborativo que comprende la intervención activa de estudiantes, profesores y padres de familia, quienes son guiados y monitoreados por un equipo técnico-pedagógico especializado. También se ha dotado a los docentes de material pedagógico adecuado a su contexto. Dicho proyecto beneficia a la fecha a 607 estudiantes de 16 comunidades nativas, así como a 35 docentes.

Un sistema de monitoreo, acompañamiento y asesoría para todos los docentes ha permitido identificar las buenas prácticas de los profesores y difundirlas. También, por supuesto, se observa el progreso de los estudiantes de Megantoni. El 5,7% de los estudiantes del tercer nivel de primaria de las comunidades de Kirigueti, Timpía y Nuevo Mundo alcanza un nivel satisfactorio en el progreso de su aprendizaje en compresión lectora, mientras que el 26,5% logra el mismo nivel de progreso en matemática según evaluación hecha en el 2017.

Las 4 fantásticas del Bajo Urubamba

Matemática y lectura sin miedos

Entre los escolares beneficiados están Ashley, Mayja, Rosa Luz y Giuliana, quienes han mejorado sus capacidades de aprendizaje tanto en matemáticas como en comprensión lectora, dos competencias que son fundamentales en el aula y fuera de ella.

Ashley, por ejemplo, reconoce que antes del inicio del programa le costaba entender lo que leía, mientras que Giuliana admite que las matemáticas eran su problema. Hoy, sin embargo, la realidad es otra. A Ashley le fascina leer y transmitir lo que comprende a sus padres tanto en matsiguenga como en español. Por su parte, Giuliana ya no tiene más dolores de cabeza con las operaciones matemáticas y las usa en su vida cotidiana, como cuando ayuda a sus padres en casa o en labores agrícolas.

Las 4 Fantásticas en clases

Respecto a estos avances, Samuel Choronto, director del colegio Monseñor Javier Ariz, refiere que el programa ha generado más diálogo entre padres e hijos, de modo que no se pierda la tradición y mitos matsiguengas.

La profesora Dora Dávila Sombui también está convencida del impacto que el programa ha generado en la revaloración de la cultura matsiguenga. “Ahora los padres transmiten sus cuentos y mitos a sus hijos porque hay una conversación más fluida entre ellos”, explica la también subdirectora del colegio Monseñor Javier Ariz.

Lo dicho por la profesora Sombui se refleja en el orgullo de Mayja por transmitir historias de su etnia. “Me gusta contar historias de antiguos matsiguengas. Por ejemplo, ‘Ogari chiname opegaka osero’, que significa ‘La mujer que se convirtió en un cangrejo’”, dice la pequeña, de carácter tímido, pero reflexivo.

Un futuro prometedor

Rosa Luz, quien es la más activa y risueña del grupo de amigas, también aprende sobre su cultura en las largas conversaciones que cada familia entabla por las noches. Como ocurre con otros niños del programa, ella se desenvuelve bien en castellano y se lo enseña a sus abuelos, tíos y padres.

Aunque aún son pequeñas para definir lo que estudiarán más adelante, las cuatro amigas ansían ser profesionales, viajar, conocer otros sitios, por lo que ponen mucho empeño en clases y participan activamente en concursos de arte y en la práctica de deportes. Su futuro y desarrollo integral está garantizado.

El Programa de Mejora de Logros de Aprendizaje en Matemática y Comprensión Lectora sigue vigente desde el 2015. Es financiando por el canon que genera el gas de Camisea y es ejecutado por la Municipalidad de Megantoni a través del equipo técnico-pedagógico del Centro para la Competitividad y el Desarrollo (CCD). Cuenta con la asesoría de un Comité de Gestión integrado por personal de Pluspetrol, la Gerencia de Desarrollo Social de Megantoni y la Dirección Regional de Educación.

Sepa más:
0 Comentarios
¿Qué opinas?