La alimentación es tan importante como tus tablas de ejercicios, horarios o rutinas. | Fuente: www.shutterstock.com
Bienestar

¿Ejercicios antes o después del trabajo?

Hacer ejercicio es una buena apuesta, pues implica mantener disciplina y una vida sana. Ya sabes que es un esfuerzo que vale la pena, ¿a qué hora te viene mejor practicarlo?

El trabajo sedentario aumenta algunos riesgos de salud, como el dolor de espalda, degeneración muscular, enfermedades cardíacas, mayor riesgo de desarrollo de diabetes, de cáncer e incluso de muerte prematura por la relación con enfermedades crónicas degenerativas. Los beneficios de hacer deporte y tener una rutina de ejercicios, entonces, no están en discusión.

Sin embargo, algunos se preguntan: ¿Qué es mejor: hacer deporte antes o después de ir a trabajar? Te contamos los pro y contras de los horarios que puedes escoger.


Por la mañana: Aunque el gran problema puede ser que hay que levantarse más temprano, la producción de endorfinas por la mañana te ayudará a tener un día más positivo. Depende de qué tipo de sesión hagas en el gimnasio puede ayudarte más o menos a lo largo del día, ya que si tu rutina habitual es demasiado dura, puede que llegues fundido al final de tu jornada. Otra de las ventajas que tiene acudir al gimnasio en las primeras horas del día es la de cargar nuestras pilas y maximizar el rendimiento en el gimnasio, ya que al estar recién despertados nuestro cuerpo no ha gastado ni un ápice de sus energías en otras actividades. Después de una buena sesión de entrenamiento, un mejor desayuno y al trabajo. La mañana, sin duda, parece una buena opción.

Acudir al gimnasio en las primeras horas del día maximiza el rendimiento en el gimnasio. | Fuente: www.shutterstock.com

Después del trabajo: Si bien es una forma en la que muchas personas se desfogan de los malos ratos que pudieron tener durante el día en el trabajo, ten en cuenta que por la tarde nuestras baterías están al mínimo. Aunque no es menos cierto que el entrenamiento te servirá para poner la mente en blanco durante un rato y olvidar todos esos pequeños problemas que podemos tener en el trabajo.

El entrenamiento por la tarde te servirá para olvidar todos esos pequeños problemas que podemos tener en el trabajo. | Fuente: www.shutterstock.com

Por esta razón, la mejor opción es la de acudir al gimnasio por las mañanas. Con ello, evitamos situaciones como las de la tarde, aprovechamos nuestras pilas recién cargadas y tenemos el resto del día libre. Recuerda hacer uso de una buena alimentación y así evitarás llegar fatigado al final de la semana. La alimentación es tan importante como tus tablas de ejercicios, horarios o rutinas.

Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones