traje de aislamiento para mascotas
Este innovador traje de aislamiento para mascotas resultó ganador en el Concurso Especial ‘Patentes frente al COVID-19’. | Fuente: Andina

Aunque de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), no existe evidencia de que los perros se puedan infectar con la COVID-19, no hay duda de que todos queremos tener a nuestras mascotas bien protegidas. Sin embargo, esta preocupación llevó a que muchos ciudadanos lleven a cabo prácticas perjudiciales para las mascotas, como desinfectar sus patas con lejía o agua caliente.

Dichas medidas nocivas comprometen el bienestar de las mascotas, causando irritaciones y otras afecciones en su piel. Aunque se han sugerido protocolos inofensivos de prevención como el lavado de manos antes y después de acariciar a los animales, ante el persistente temor de contagio los dueños optan por continuar protegiendo a sus perros al salir de casa. Es así como Xiomara Ojeda –con tan solo 17 años y mucho amor por los animales– inventó un traje que gracias a su tela especial evita que las mascotas tengan contacto directo con el exterior y de esta manera, se filtren fluidos al estornudar o toser.

Este traje de aislamiento para mascotas es uno de los 45 inventos ganadores del “Concurso Especial Patentes frente al COVID-19”, que busca promover la protección de las invenciones que han surgido para enfrentar los efectos de la pandemia. Entre los proyectos ganadores del concurso figuran todo tipo de tecnologías como, por ejemplo, equipos y dispositivos desinfectantes, mascarillas o protectores faciales, equipos médicos, robots y vehículos descontaminantes, cámaras de desinfección, un crematorio desmontable, entre otros.

La iniciativa nació al ver que la pandemia afectaba a la población, pero también a las mascotas. Durante las últimas semanas, debido al mito sobre el contagio por coronavirus a través de los animales, muchos abandonaron a sus perros. Por ello, Xiomara propuso este traje de aislamiento como una medida preventiva, que además evitaría el ingreso de garrapatas o pulgas al cuerpo de los canes.

 “Está hecho con una tela antifluido, es reutilizable, portátil y el tiempo de vida de este traje es un año. Además, tiene un sistema excretor, es decir, se puede colocar la bolsa desechable en el traje para que la mascota pueda defecar, luego se retira y se bota”, explicó la adolescente para Andina. Además, añadió que otra ventaja es la posibilidad de lavar el traje con agua y jabón o desinfectarlo con alcohol.

La creatividad viene de familia

El tiempo libre de la cuarentena sirvió para que padre e hija puedan reinventarse. Xiomara y su padre, José Ojeda Espinoza, investigaron durante un mes para llegar a hacer realidad estos inventos. Desde su casa en el distrito de Pueblo Libre, pensaron en nuevas oportunidades durante este periodo complicado y realizaron los primeros diseños hasta lograr los prototipos finales de sus inventos.

Cabe mencionar que al igual que la adolescente, su padre también fue uno de los ganadores del “Concurso Especial Patentes frente al COVID-19” tras presentar una cabina desinfectante que podría ser utilizada en lugares de alta concurrencia, como centros comerciales y mercados. De esta manera, ambos buscan poder contribuir a la prevención de la COVID-19 a través de sus proyectos.