Contenido patrocinado por:

Seguros de vida con devolución: 3 tips para ahorrar y proteger a los tuyos

No es necesario tener una familia o bordear los 50 para pensar en un seguro de vida: las opciones actuales están pensadas para personas jóvenes.

No hay que esperar a tener hijos, o alcanzar una determinada edad para aprovechar los beneficios de estas coberturas. | Fuente: Shutter

Si ya has formado una familia, es muy probable que te hayan recomendado contratar un seguro de vida. Es difícil encontrar un consejo más certero, pero aun así en el Perú la penetración de los seguros sigue estando bastante por debajo de la media de otros países de América Latina.

 Sin embargo, es común pensar que los seguros de vida son productos para gente ya madura o que tiene ya una familia formada. Este es un error. Lo que mucha gente ignora es que no hay que esperar a tener hijos, o alcanzar una determinada edad para aprovechar los beneficios de estas coberturas.

Al margen de las pólizas tradicionales existen las pólizas con devolución, que sirven no solo para proteger a tus seres queridos cuando ya no estés, sino que te devuelven el 100% de lo invertido al finalizar el contrato si es que nada ocurrió.

Existen las pólizas con devolución, que sirven no solo para proteger a tus seres queridos cuando ya no estés, sino que te devuelven el 100% de lo invertido al finalizar el contrato si es que nada ocurrió. | Fuente: Shutter

A continuación, te presentamos tres razones por las cuales un producto de estas características es una buena opción para velar por el futuro de tus seres queridos (y del tuyo):

1) Mientras más joven lo adquieras, mejor. La Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg) lo explica bien: si eres joven y todavía no has formado una familia, el costo de la prima será más bajo y tendrás la expectativa de recuperar el dinero al término del periodo contratado. Llegado el momento, ese dinero adicional puede usarse para diversos fines: ayudar a pagar la educación de tus hijos, amortizar una hipoteca o –si quieres– darte un gran gusto. Y si, por el contrario, ya eres una persona de mediana edad –digamos, más de 45 años–, el seguro con devolución puede servirte como un complemento para tu fondo de jubilación. De esta manera, el seguro te permitirá garantizar la tranquilidad de tu familia y te dará la promesa de un retiro con mayor holgura.

2) Ofrece gran flexibilidad. Puedes tomar la cobertura que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto, en tres opciones de plazo (10, 15 y 20 años). Si al final del tiempo contratado el asegurado sigue con vida, recuperarás el 100% de las primas pagadas. Y si por alguna razón necesitas el dinero antes, este seguro admite retiros anticipados –sujetos a descuentos– a partir del quinto año de vigencia.

3) No solo es un seguro sencillo de entender, también es fácil de contratar: Por ejemplo, el seguro Vida Devolución Total lo puedes adquirir por Internet, en el sitio web de Pacífico Seguros desde S/39. Y para pagarlo puedes optar por el débito automático mensual de una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito. O, si lo prefieres, puedes hacer pagos anuales o semestrales.

Si al final del tiempo contratado el asegurado sigue con vida, recuperarás el 100% de las primas pagadas. | Fuente: Shutter
¿Qué opinas?