Si no tienes mucho tiempo puedes lograrlo de tres formas y en pocos minutos. | Fuente: www.shutterstock.com
Bienestar

Técnicas de meditación rápidas

Alcanzar equilibrio emocional, libertad y paz interior requiere esfuerzo y dedicación. Si no tienes mucho tiempo puedes lograrlo de tres formas y en pocos minutos.

En tiempos en que los gadget tecnológicos y las redes sociales nos distraen con facilidad es difícil estar lúcidos, equilibrados y con la mente despejada. La meditación es un camino que muchas personas usan para alcanzar este estado, y aunque requiere entrenamiento y constancia, es una de las mejores maneras para lograr tranquilidad emocional y una mayor concentración.

Si no cuentas con mucho tiempo para dedicarle a la meditación, puedes comenzar con solo cinco minutos al día. Aún con tan poco, traerá muchos beneficios para ti.

Las manos sobre los muslos, así podrás concentrarte en tu respiración. | Fuente: www.shutterstock.com

El portal especializado en la salud de la mujer ‘Womenshealth’ de España, nos propone tres formas en la que podemos alcanzar el modo zen de manera práctica y sencilla.

Arma tu sesión diaria. Es importante que habilites un espacio para meditar. Puedes usar una silla o cojín en un espacio tranquilo de casa o una manta en el jardín. Escoge un momento del día en el que logres relajarte y que sea recurrente, puede ser durante las mañanas o al final del día. Recuerda siempre respirar profundamente, esto te ayudará a limpiar tu mente y cuerpo de energías negativas.

Encuentra tu posición para meditar. Se recomienda mantener tu espalda recta, sin tensión, y las manos sobre los muslos, así podrás concentrarte en tu respiración y no en cómo estás sentado. Acuérdate de sentir el aire recorrer tu cuerpo al inhalar y exhalar.

Camina. Si no tienes un espacio en dónde meditar, puedes probar con una caminata sola o con amigas, sin finalidad o destino, solo preocupándote del presente y tu respiración. Hazlo con tranquilidad y sin sentir la presión del tiempo.

Ten presente que lo importante, más que la técnica, es que te des un momento para ti, para reflexionar, encontrar la paz y deshacerte de toda la carga y estrés del día a día.

Aunque requiere entrenamiento y constancia, es una de las mejores maneras para lograr tranquilidad emocional y una mayor concentración. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones