Gracias a:

¿Tener SOAT es lo mismo que tener seguro vehicular?

En caso de un accidente, los ocupantes del vehículo y terceros estarán asegurados por el SOAT, pero ¿qué sucede con el auto? Para eso existe un seguro que cubre daños materiales que puedan resultar de accidentes, robos y fenómenos naturales.

De acuerdo con la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones de la PNP, en el primer trimestre del 2019, se registraron 27,351 denuncias por accidentes de tránsito. | Fuente: Shutterstock

Tener un auto implica por un lado paciencia y tiempo prudente de ahorro para comprarlo y, por otro, mucha responsabilidad, tanto para mantenerlo en buenas condiciones como para tener los papeles en orden, contar con el SOAT y los seguros pertinentes ante cualquier emergencia.

Ninguna persona está libre de sufrir algún accidente, robo o percance. De acuerdo con la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicaciones de la PNP, en el primer trimestre del 2019, se registraron 4,579 denuncias por hurto de vehículos a nivel nacional y 27,351 denuncias por accidentes de tránsito de las cuales 60.13% (16,447 denuncias) corresponden a choques. En este contexto, contratar un seguro vehicular es una buena alternativa para proteger nuestra inversión.

¿El SOAT es suficiente?

Debemos tener claro que contar con un SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito) no es lo mismo que tener un seguro vehicular. El SOAT cubre las lesiones personales que sufran los ocupantes y los peatones en un accidente de tránsito; mientras que un seguro vehicular cubre, además de las lesiones personales de las víctimas, los daños materiales que puedan producirse.

Lo ideal es contratar un seguro a todo riesgo para proteger tu patrimonio. En caso de pérdida total por accidente o robo, recibirás de tu aseguradora el valor comercial o el valor convenido por tu auto.

La prima del seguro vehicular dependerá del uso que se le da al auto, el año de fabricación, la marca y sobre todo su valor. Este puede ser contratado por cualquier propietario de un vehículo, sea nuevo o usado y las coberturas principales que alcanza son:

1. Responsabilidad civil.

2. Daño propio.

3. Accidentes personales para ocupantes.

Así podrás manejar con la tranquilidad necesaria, no solo sabiendo que los ocupantes están asegurados, sino también el vehículo.

Si ya tengo un seguro ¿Cómo lo uso?

Si ya cuentas con un seguro vehicular y necesitas hacer uso de tu cobertura, APESEG recomienda tener en cuenta estos puntos:

- Ten el brevete vigente.

- Denuncia inmediatamente el siniestro (robo, incendio, choque).

- Si te es posible, toma fotos del accidente y libera la vía.

- Si los vehículos afectados cuentan con cobertura de todo riesgo, cada compañía se hará cargo de los daños de su auto.

Además, debes saber que en caso de robo la cobertura incluye los daños al vehículo, pero no los bienes que hubiesen dentro. Recuerda que si no fuiste el responsable del choque de igual manera tienes que pagar un deducible; sin embargo, este monto puede ser reclamado al responsable del siniestro por tu aseguradora. Este deducible es un importe del daño que generalmente asciende al 10% del monto de la reparación.

En caso de robo la cobertura incluye los daños al vehículo, pero no los bienes que hubiesen dentro. | Fuente: Shutterstock
¿Qué opinas?