¿Cómo hacer que tu empresa contribuya con el desarrollo social y, a la vez, genere rentabilidad?

Las estrategias de Valor Compartido son una buena opción para mejorar la competitividad y, al mismo tiempo, los problemas sociales que existen en su entorno. Además, pueden ser aplicadas en todos los sectores y tamaños de empresas. Aquí te contamos cómo.

Las empresas pueden aumentar sus ganancias y mejorar su competitividad resolviendo, al mismo tiempo, los problemas sociales que existen en su entorno. Aquí te contamos cómo se pueden implementar estas estrategias.
Las empresas pueden aumentar sus ganancias y mejorar su competitividad resolviendo, al mismo tiempo, los problemas sociales que existen en su entorno. Aquí te contamos cómo se pueden implementar estas estrategias. | Fuente: RPP

Las empresas tienen un rol fundamental para promover el desarrollo de la sociedad, y cada vez, son más conscientes de ello. No sólo porque los consumidores, sobre todo los más jóvenes, lo demandan, si no también porque los empleados buscan un mayor significado del trabajo. Según un estudio de Shared Value, el 70% de los millennials afirma que el compromiso de una empresa con la comunidad y las iniciativas de impacto social suelen influir en su decisión de dónde trabajar.

Ante ello, la pregunta de todo empresario surge: ¿Es posible mejorar mi rentabilidad y competitividad y, a la vez, contribuir con el medio ambiente y el desarrollo social? La respuesta es sí. “Esto se demuestra con el concepto de Valor Compartido, que fue acuñado por Michael Porter y Mark Kramer, en una publicación de la revista Harvard Business Review, y que está ganando terreno tanto en las escuelas de negocios como en los directorios de las principales organizaciones del mundo”, explica una publicación de IPAE Asociación Empresarial.

¿Cómo aplicar una estrategia de Valor Compartido?

Las estrategias de Valor Compartido pueden ser aplicadas en todos los sectores y tamaños de las empresas, como banca, industrias extractivas, educación, entre otros. “Cuando se ejecuta y vive según el enfoque de Valor Compartido, se debe equilibrar tanto el componente social como el empresarial”, sostiene Elena Conterno, presidenta de IPAE.

Agrega que con creatividad, habilidad y experiencia siempre será posible encontrar una estrategia de negocio en la que todos ganen, pero para ello los grupos de interés deben de mantener una mente abierta. “Todas las áreas de la organización deben de preguntarse constantemente ¿estamos haciendo lo mejor que podemos? ¿mi objetivo, además de ayudar a la organización, contribuye con la solución de problemas para la sociedad?”, comenta Conterno.

En esa línea existen tres formas principales de crear Valor Compartido:

  1. Reconcebir las necesidades, productos y consumidores

Esto se logra mejorando el acceso financiero entre el público por medio de productos y servicios o atendiendo clientes desatendidos o marginados.

  1. Redefinir la productividad en la cadena de valor

Es decir, impulsar la productividad a través de un mejor uso de recursos, empleados y alianzas.

  1. Mejorar el entorno operativo de la empresa

Esto se entiende como mejorar la fuerza laboral, la base de proveedores, y las instituciones en las comunidades donde la empresa opera.

El Valor Compartido es exitoso cuando se crea un ciclo virtuoso en la estrategia corporativa. La creación de impacto social genera beneficios para el negocio, que busca maneras innovadoras para crear nuevas formas de aumentar el alcance y escala de impacto social.

La Lista de “Empresas Que Transforman el Perú” es una iniciativa recientemente lanzada por IPAE Asociación Empresarial y la Asociación Frieda y Manuel Delgado Parker -con el apoyo de USAID, RPP y la consultoría de FSG- que busca reconocer a todas las organizaciones peruanas, o que operen en el país, que vienen incluyendo en sus operaciones estrategias de Valor Compartido. Entérate de más aquí.