Gateway
Imagen conceptual de Gateway. | Fuente: NASA

Luego de una auditoría y el análisis correspondiente, la NASA adjudicó un contrato por 332 millones de dólares a la compañía espacial SpaceX para el lanzamiento de las primeras piezas del Gateway, la nave que próximamente orbitará la Luna.

La empresa ganadora, gracias a este acuerdo, proporcionará el servicio de lanzamiento de elementos de propulsión y potencia (PPE) y el puesto de vivienda y logística (HALO), partes fundamentales para la nave que apoyará a todas las misiones Artemisa, las que marcarán el regreso de la humanidad a la Luna.

La agencia espacial norteamericana espera ensamblar ambas partes para poder lanzarlas antes de mayo de 2024 desde un cohete Falcon Heavy en el Complejo de Lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy de Florida.

Gateway, el mayor esfuerzo desde la Estación Espacial Internacional

Gateway será un símil a lo que es la actual Estación Espacial Internacional, la cual tiene un tiempo aproximado más de vida útil de cinco años. Servirá como un puesto de avanzada para los astronautas y equipos que se dirijan a la luna como parte del programa Artemisa de la NASA.

Con aproximadamente una sexta parte del tamaño de la EEI, el Gateway apoyará las investigaciones de investigación, la tripulación y las expediciones a la superficie lunar.

El puesto de avanzada servirá como una estación de acoplamiento para las naves espaciales de visita, como la nave espacial Orion de la NASA y orbitará el satélite, a decenas de miles de kilómetros de distancia.

La Agencia Espacial Europea (ESA) proporcionará el módulo de servicio para el Gateway, que incluye elementos clave de soporte vital, incluidos consumibles como oxígeno y agua, así como controles de electricidad y temperatura.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.