Richard Branson
Los pasajeros de la cápsula experimentaron la microgravedad en la cabina del VSS Unity. | Fuente: Virgin Galactic

Richard Branson completó con éxito su vuelo a “las puertas” del espacio, alcanzando 85.9 kilómetros de altitud junto a sus colegas a bordo del VSS Unity, una nave que él mismo financió con la empresa Virgin Galactic.

Branson, ya en Tierra, fue recibido por su familia y decenas de visitantes del Spaceport America, la sede del “aeropuerto” de Virgin Galactic en Nuevo México.

Emocionado, sus primeras palabras fueron de alegría: “Bienvenidos al inicio de la nueva era espacial”.

Entusiasmo y miedo

La tripulación a bordo del VSS Unity vivió grandes momentos.

Tras separarse de la madre nodriza, los cuatro turistas espaciales fueron empujados hacia atrás. Branson les daba la mano a sus compañeros y sonreía.

Virgin Galactic
Branson brindaba tranquilidad a sus compañeros. | Fuente: Virgin Galactic

En el momento cumbre, de unos cuatro minutos, los pasajeros experimentaron la microgravedad, flotando en sus asientos de la cabina.

Para el regreso, la experiencia fue más tranquila y Branson pudo agradecer en audio por el suceso histórico. 

Y el aterrizaje fue un poco accidentado, pero dio la satisfacción a los pasajeros de una experiencia única en su vida. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.