LA financiación de este largometraje se completó gracias a un exitoso ‘crowdfunding’ en el que colaboraron más de 1.200 personas. | Fuente: EMR Prensa

Asesinos que ruegan perdón y víctimas que perdonan y abrazan a sus enemigos. Desde el jueves 21 de marzo se encuentra en las salas de cine peruanas “El Mayor Regalo”, una película que muestra historias reales de reconciliación y evidencia la potencia constructiva del perdón.

Estrenada en España, Irlanda, Francia, México y Colombia, este largometraje es el quinto de su director, Juan Manuel Cotelo, responsable de los documentales más vistos en las salas de España: “La Última Cima” (2010) y “Tierra de María” (2013).

El largometraje, protagonizado por el campeón de boxeo Tim Guenard; Irene Villa, víctima de la organización terrorista vasca ETA; y el ex líder del grupo paramilitar IRA, Shane O’Doherty, entre otros, tiene como objetivo demostrar que el perdón puede con las situaciones más imperdonables, desde una pequeña pelea hasta las muertes violentas que ocurren durante una guerra.

“El Mayor Regalo es una sobredosis de esperanza, para quien pueda pensar que la tristeza, el odio o la venganza tienen la última palabra. El perdón es el arma de construcción masiva más potente que existe, y es capaz de poner final feliz a cualquier conflicto, por más imposible que parezca”, comenta Juan Manuel Cotelo en declaraciones a RPP Noticias.

Además, agrega que a diferencia de la fórmula clásica de las películas, en las que “el bueno mata al malo y el público aplaude”, en la vida real la violencia no puede quedarse encerrada dentro de las pantallas: “Ese final no es feliz ni tampoco es final, sino el comienzo de una serie interminable de capítulos tristes, protagonizados por personas reales, de carne y hueso”, asevera.

“Nunca se ha visto algo así en una película”

“El Mayor Regalo” muestra historias reales de reconciliación. Cotelo revela que los espectadores que ya han tenido oportunidad de verla aseguran que el filme los ha ayudado a reconciliarse on sus hermanos, padres, madres y vecinos. “Es una invitación muy amable a amar más”, asegura.

Por ello, recomienda a todo aquel que tenga dificultades para pedir perdón (o perdonar) acudir a verla. “Todos salen alegres, esperanzados y motivados. Sus rostros de felicidad y sus comentarios entusiasmados son el principal argumento para ir a ver El Mayor Regalo”, finaliza Cotelo.

"El Mayor Regalo" se proyecta en las salas de cine peruanas.

¿Qué opinas?