El actor británico Gary Oldman muestra por primera ocasión su faceta como fotógrafo en la exposición "Slipping Glimpsers", que forma parte de la Feria Internacional de Guadalajara (FIL) y en la que comparte créditos con el pintor George Blacklock.

La muestra, presentada a los medios de comunicación, marca el inicio de las actividades de Reino Unido como país invitado a la FIL, en la que participarán al menos 150 escritores, académicos, artistas y representantes de casas editoriales desde el próximo sábado hasta el 6 de diciembre.

Oldman afirma que la fotografía es una actividad que ha combinado con su carrera en el cine y el teatro y a la que considera "una extensión" de su interés por contar historias desde su infancia. En una videoconferencia desde la ciudad de Los Ángeles, el actor británico dijo a que Blacklock lo convenció para exhibir su trabajo fotográfico producto de su recorrido por distinto países.

Con su lente, Oldman capta un set de filmación en Praga, los campos áridos de Nuevo México, al músico Jack White, a quien dirigió en un vídeo en 2012, y hasta un autorretrato frente al espejo de algún camerino. Al utilizar el formato panorámico, Oldman sostiene que sus imágenes buscan dar al espectador una visión "tipo cubista". EFE