Kevin Hart renunció a presentar los Oscar apenas un día después de haberlo anunciado. | Fuente: AFP

El actor y comediante estadounidense Kevin Hart, que el martes anunció que iba presentar los próximos Oscar, renunció a ser el maestro de ceremonias de la gala más importante del cine por la polémica suscitada por unos tuits antiguos suyos con contenido homófobo.

"He tomado la decisión de renunciar a presentar los Oscar año porque no quiero ser una distracción en una noche que debería ser celebrada por tantos artistas talentosos e increíbles. Pido perdón sinceramente a la comunidad LGBTQ por mis contenidos insensibles del pasado", escribió en Twitter.

"Lamento haber hecho daño a la gente... Estoy evolucionando y quiero seguir haciéndolo. Mi meta es unir a la gente y no dividirla. Mucho amor y agradecimiento a la Academia. Espero que nos encontremos de nuevo", añadió.

Esta decisión del actor llegó después de una polémica jornada en las redes sociales por unos mensajes suyos de entre 2009 y 2011 que volvieron a ver la luz. "¡Acabo de ver al gay más grande de la historia! Este tipo parecía Hulk Hogan con tacones. ¡No puedo mentir, me asustó!", escribió en uno. En otro mensaje aseguraba que impediría a su hijo jugar con casas de muñecas porque "eso es gay".

Los usuarios de las redes sociales también recuperaron otros tuits en los que Hart utilizaba insultos como "maricón" para referirse a personas homosexuales.

El actor reaccionó primero con dos videos en Instagram en los que no pedía disculpas y aseguraba que el mundo está yendo "más allá" de la locura. "Chicos, tengo casi cuarenta años. Si no creen que la gente cambia, crece y evoluciona cuando se hace mayor, no sé qué decirles", apuntó el actor en el primer video.

Posteriormente, el actor publicó otro clip en Instagram, en el que aseguraba haber recibido una llamada de la Academia de Hollywood, que cada año organiza los Oscar, sugiriéndole que se disculpara o si no "tendrían que buscar a otro presentador". (EFE)

¿Qué opinas?