"Matrix Resurrections" se estrena este jueves. Lee nuestra reseña de la película. | Fuente: Warner Bros.

“Sal de la Matrix” es una frase de uso común desde hace buen tiempo. A ese punto llega la influencia de una película que, en 1999, no solo deslumbró por sus avanzados efectos especiales, sino también por obligar a sus espectadores a replantearse su rol en el mundo. “Matrix Resurrections”, la última entrega de la saga, continúa provocando ese profundo cuestionamiento, sin traicionar su otro gran atractivo: acción sin respiro.

Esta cuarta película ha sabido insertarse en un mundo que ha cambiado mucho desde el 2003, cuando se estrenó la tercera, “Matrix Revolutions”. Entonces, las computadoras y teléfonos celulares formaban parte importante de nuestras vidas, pero se podía vivir sin ellos. Hoy no; lo cual refuerza una de las principales interrogantes de la saga: ¿vivimos atrapados en nuestras propias creaciones tecnológicas?

Para adecuarse al presente, “Matrix 4”, como también ha sido llamada, ha sabido recurrir a otros usos de la tecnología, como los juegos de video, que han evolucionado enormemente en los últimos veinte años, al punto de permitir que nos reimaginemos a través de ellos. Los videojuegos pueden ser pequeñas Matrix que nos dan la oportunidad de convertirnos en personajes de apariencias idealizadas y habilidades excepcionales.

Por este y otros motivos, que no detallaremos por el momento para no 'spoilerar', “Matrix Resurrections” es una película que respira actualidad. Su misma propuesta argumental va más allá del enfrentamiento entre hombres y máquinas. Ahora, el respeto por el sentir y pensar de la variedad de especies que pueden nacer de la convivencia entre humanos y entidades tecnológicas es lo que merece ser defendido.

La resurrección de un estilo

La historia de esta nueva película encaja muy bien con la propuesta en la trilogía original, sin dejar hilos sueltos entre una y otra. Y acá debemos hacer una recomendación: procurar ver las primeras o, siquiera, los resúmenes que abundan en YouTube. Las referencias son muchísimas, así como el uso de imágenes de las primeras cintas. "Matrix Resurrections" trabaja mucho la nostalgia, pero no de forma gratuita.

Keanu Reeves y Carrie Anne-Moss mantienen un nivel muy similar al de las cintas originales, aunque es inevitable notar el paso de los años. En un principio, parecen no encajar o estar hastiados de este nuevo mundo, pero no tardan en recuperar el brío de Neo y Trinity, esa energía que los hizo una de las parejas más explosivas del cine.

Para compensar la desconexión que, por momentos, transmiten los personajes de Reeves y Moss, el filme cuenta con un reparto de jóvenes actores, con Jessica Henwick y Yahya Abdul-Mateen II a la cabeza. Algo más experimentados, Jonathan Groff y Neil Patrick Harris también aportan frescura a la cinta, con personajes que tienen mucho de los villanos de las primeras entregas, pero con un renovado temperamento.

Como en toda película de “Matrix”, no falta la acción desmedida. Los balazos, las patadas de kung-fu y las persecuciones están a la orden del día. Las coreografías de pelea siguen siendo increíbles, y es notorio el sello de Chad Stahelski, director de John Wick y doble de Neo en la trilogía, quien asistió a Lana Wachowski en algunas escenas.

En su momento, Matrix se caracterizó por contar con efectos especiales nunca vistos, como el bullet time, ese momento en que el tiempo se congelaba y los personajes podían esquivar las balas, mientras la cámara parecía girar en torno a ellos. Este efecto se retoma, e incluso es llevado a otro nivel. La tecnología también ha permitido la creación de nuevos personajes. En una industria donde ya casi nada sorprende, esta nueva entrega ha sabido continar a la vanguardia.

“Matrix Resurrections” es una película creada para complacer a quienes disfrutaron de la trilogía original, pero también a un nuevo público, más joven y con preferencias muy distintas a las de hace veinte años. Y esto porque se ha mantenido fiel a su filosofía: los de hacer un cine entretenido, pero con profundidad.

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 3x21 Todo lo que nos gustó (y no nos gustó tanto) de Spider-Man No Way Home

Y por fin llegó el día tan esperado. Vimos la nueva película del amigo Spidey y nos metimos la conversa de la vida, con las referencias y lo que nos pareció el cierre de la saga. Vamos así: Empezamos haciendo comentarios generales; en el minuto 15 hablamos del problema planteado para Peter Parker; desde el minuto 29 hablamos de los villanos (¡oh!, Willem, ¡oh! Alfred), para comentar la aparición de YA SABEN QUIÉNES desde el minuto 52; y ya luego hasta de las escenas post créditos rajamos. Menú completo para ti, que siempre nos escuchas. Ya se viene el final de temporada (o del podcast, quién sabe).