"Toy Story 2": Disney elimina polémica escena por reclamos del movimiento #MeToo | Fuente: Disney

A pocas semanas del estreno de la cinta final de la saga "Toy Story", la polémica envuelve a la franquicia. Disney- Pixar eliminó una de las falsas escenas de detrás de cámaras en los créditos finales de la segunda película al ser acusada de "inapropiada".

En la escena se ve a El Oloroso Pete dentro de una caja con dos Barbies iguales. "Así que las dos son totalmente idénticas", dice mientras coge la mano a una de ellas. "Seguro que puedo conseguirles un papel en 'Toy Story 3'. Encantado de hablar con ustedes. Cuando quieran un consejo de interpretación, encontado de charlar", comentó.

Esta escena recuerda a lo comentado por las víctimas de acoso y abuso sexual de productores como Harvey Weinstein en Hollywood, quien prometía papeles a cambio de favores sexuales.

El retiro de la escena fue motivado por el movimiento #MeToo. Lasseter, coguionista y codirector de la misma cinta, se desvinculó de Disney tras acusaciones de acoso sexual. En 2017, varias mujeres denunciaron acoso y abuso sexual de parte del propio Lasseter.

#METOO Y "TOY STORY"

En tiempos del "Me Too", Hanks elogió que en "Toy Story 4" los personajes femeninos sean fuertes y líderes: "Las experiencias que ha tenido Betty (una muñeca de porcelana) le permiten estar al mando, es inteligente, como debe ser, y Woody, que es honesto, tiene la experiencia suficiente como para saber que no sabe nada y que la candidata natural para liderar es Betty y no tiene ningún problema de ego o de status".

El vaquero Woody, añadió, puede ser "un buen ejemplo de vivir en una meritocracia y que los inteligentes lideren el camino".

Sobre la débil frontera que separa actualmente el cine de la televisión, que ha propiciado una emigración masiva de actores y directores a la pequeña pantalla, Hanks piensa que "el cine dura dos horas, tiene una estructura de tres actos, mientras que en la televisión un episodio puede durar una hora y puede continuar hasta el siguiente episodio".

"Una película que intenta cubrir generaciones tiene que hacerlo de manera abreviada y una serie puede durar cinco años y eso implica al público. Además, hay unas restricciones económicas, pues las películas necesitan recuperar la inversión muy rápido, mientras que una serie puede ser eterna, se puede retomar al cabo de siete años de su estreno", agregó el actor.

Sepa más:
¿Qué opinas?