El escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, multado por el organismo de protección intelectual peruano con 20 mil dólares por un delito de plagio, aseguró ser víctima de la piratería en su propio país, antes que plagiario.

En un artículo aparecido en la revista Caretas, Bryce reclamó al Instituto de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual (Indecopi) la cifra de 300 mil dólares por los derechos no percibidos de sus obras que circulan ilegalmente en ediciones piratas en Perú.

En el artículo, Bryce recuerda que fue primero multado con 50 mil dólares en primera instancia, cifra que fue rebajada, en segunda instancia, a 23.630 "por unos plagios de los cuales nadie nunca jamás se ha quejado, sobre todo en el extranjero".

Indecopi multó al escritor al encontrar 16 artículos plagiados entre 1986 y 2006, "difundidos en medios de comunicación masiva", ya que aparecieron publicados en medios como los diarios españoles La Vanguardia o El Periódico de Extremadura.

El autor de "Un mundo para Julius" replica que su novela "El huerto de mi amada", Premio Planeta en 2002, apareció en Perú en edición pirata antes de aparecer en el mercado "formal", algo relativamente habitual en este país, y aseguró que por cada libro suyo vendido legalmente, hay seis más vendidos en edición pirata.

Por esas ediciones piratas, el autor considera que ha perdido una cifra aproximada de un millón de soles, que "grosso modo" traduce en 300 mil dólares.

"Si yo, al final de cuentas, le debo a ellos 20 mil dólares por artículos "dizque" plagiados, y ellos me deben a mí, cuando menos, un milloncejo de soles por libros efectivamente pirateados, pues entonces compensemos, señores de Indecopi", concluyó Bryce, antes de hacer sus cuentas y reclamar una cifra final de 280 mil dólares.

-EFE