La producción editorial aumentó el pasado año en España tanto en el número de ejemplares impresos como en el de títulos publicados, que registró el mayor incremento en diez años, aunque descendieron las tiradas.

Según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística, la edición de libros aumentó un 12,6% y alcanzó los 255 y medio millones de libros.

Mientras que el número de títulos editados -libros y folletos- ascendió a 86 330.

De ellos, más de ochenta mil correspondieron a nuevas ediciones.

Unas cifras que tienen su reverso en las tiradas, que cayeron a la cifra más baja del último decenio, menos de 3 mil ejemplares de media.

Por categorías, el 27,9% de los títulos editados perteneció a literatura, historia y crítica literaria, que experimentó un aumento del 24,4% respecto al año anterior.

Los volúmenes más extensos -más de 500 páginas- registraron un incremento del 31,7%. El tamaño más habitual de los libros se situó entre las 101 y las 200 páginas.

La edición de libros de texto se redujo el 6,1% el pasado año.

Mientras que el número de títulos para niños registró un incremento del 15,5% y más del 78 por ciento se concentró en literatura.

La mayor parte de la producción editorial se llevó a cabo por empresas privadas. La editoriales públicas fueron responsables del 13,5% de los títulos editados en 2008, con un crecimiento del casi 19%.

EFE