Los cómics de Astérix y Obélix continuarán con nuevos dibujantes

El dibujante francés y creador de los cómics anunció que encontró a dos relevos que se encargarán tanto de escribir la trama como de plasmarla en papel.

 

Albert Uderzo, dibujante francés y creador de las aventuras de "Astérix y Obélix" junto con el guionista René Goscinny, ha anunciado que la saga de los irreductibles galos contará con nuevas aventuras, al haber encontrado a dos relevos que se encargarán tanto de escribir la trama como de plasmarla en papel.

Los hermanos Frédéric y Thierry Mébarki serán los encargados de dibujar y colorear la saga de los célebres devoradores de jabalíes y Jean-Yves Ferri se encargará de los guiones, según los medios locales.

El que redactará el devenir de Astérix, Obélix, Panorámix y compañía, autor entre otros de cómics como "De Gaulle à la plage", es "un tipo tímido, estupendo e íntegro", declaró Uderzo, de 84 años, a la prensa francesa, aunque la casa editorial Hachette aún no ha confirmado la revelación.

"Estoy un poco cansado, los años han pasado y son años que pesan, y he decidido de dejar esto a autores más jóvenes, que tienen suficiente talento para hacerlo (...) para que los personajes sobrevivan", destaca Uderzo, que creó en 1959 las historietas sobre un pequeño poblado rebelde que se resistía a la Roma de Julio César.

Su compañero de viaje, Goscinny, falleció en 1977 y fue Uderzo quien se encargó desde entonces del hilo dramático de una saga que ya cuenta con 33 cómics, 350 millones de ejemplares vendidos y 11 películas, incluyendo las de dibujos animados.

"No hay razón para que la serie llegue a su fin", asevera el creador, quien alabó las capacidades de los futuros autores.

Uderzo, que tardó dos años en reponerse de la muerte de su compañero de trabajo y en volver a dibujar a los legendarios personajes galos en su enfrentamiento con los romanos, dice sentirse satisfecho por haber vivido "tantas bellas aventuras" en la creación y desarrollo del cómic, ahora que pasa el testigo a un equipo más joven.


EFE