Una divertida comedia sobre la infidelidad de los hombres llega a las tablas para ofrecer una noche de buen humor y carcajadas. Esta vez, Tedy Guzmán y Analí Cabrera vuelven recargadas para sacar a relucir los "trapitos sucios" que suelen esconderse detrás de la infidelidad.