Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana lamentaron hoy la "desafortunada" cancelación de un desfile en China por unos videos publicitarios tildados de racistas, pero con los que, dijeron, solo querían homenajear al país asiático.

Los modistos publicaron un mensaje, en su cuenta de Facebook, en el que aseguran que su intención era realizar un evento que sirviera para "homenajear a China y contara también nuestra historia y visión".

No se trataba, explicaron, "simplemente de un espectáculo de moda, sino algo que creamos especialmente con amor y pasión por China y todas las personas que aman Dolce & Gabbana en el mundo".

"Lo ocurrido hoy fue muy desafortunado no solo para nosotros sino también para todas las personas que trabajaron día y noche para hacer realidad el evento. Desde el fondo de nuestros corazones, nos gustaría expresar gratitud a nuestros amigos e invitados", zanjaron.

El desfile debía celebrarse en Shanghái, pero finalmente ha sido cancelado después de que varias modelos se negaran a participar, ofendidas por los presuntos comentarios de Stefano Gabbana y por la propia publicidad de la marca, según el diario chino "China Daily".

La marca Dolce &Gabbana publicó hace algunos días en su cuenta de la red social Weibo (similar a Twitter) unos videos para promocionar el desfile en los que aparece una mujer china intentando comer con palillos comida italiana como los típicos "cannoli" sicilianos.

Muchos espectadores lo vieron como un retrato ofensivo del pueblo chino y los videos se eliminaron rápidamente de las cuentas, aunque ya habían generado miles de comentarios contrarios a los diseñadores así como un llamamiento al boicot de la marca.

La situación empeoró cuando salieron a la luz presuntos mensajes privados por Instagram de Stefano Gabbana en los que hablaba de China como "un país de mierda", "ignorante" y que "apesta a mafia".

El diseñador desmintió los mismos y aseguró que le habían robado la identidad de su cuenta en esa red social. (EFE)

¿Qué opinas?