Victoria's Secret celebró su polémico desfile ─criticado por el ideal de belleza que propone─ en medio de la despedida de Adriana Lima y el retorno de mamás modelos. 

La preparación de las 60 "ángeles" tomó varias horas, y hasta 15.000 seguidores de la firma de lencería vieron, en Instagram, entre las bambalinas cómo peinaban a Bella Hadid o maquillaban a Martha Hunt.

Por su parte, la hermana de Bella, Gigi Hadid, que padece una afección tiroidea, agradeció a sus fans que la hicieran "sentirse bien acerca de este espectáculo".

Durante el Victoria’s Secret Fashion Show se despidió una de las veteranas, la brasileña Adriana Lima (37 años) después de que hayan "colgado las alas" estrellas como Alessandra Ambrosio (37) y Giselle Bundchen (38) para dejar paso a una nueva generación liderada por las hermanas Hadid y Kendall Jenner, afamadas "influencers".

Otro esperado momento en la pasarela fue la aparición de Elsa Hosk, elegida para lucir el sostén "Fantasy": valorizado en un millón de dólares, diseñado por Swarovski y recubierto con 2.100 diamantes.

El Victoria’s Secret Fashion Show también suele generar expectativa por sus actuaciones musicales, protagonizadas en esta ocasión por Shawn Mendes, Rita Ora, Bebe Rexha, Halsey o Kelsea Ballerini, además del dúo The Chainsmokers y la banda de rock The Struts.

Después de trasladarlo el año pasado a China, hoy la marca de lencería devolvió el "show" a la misma Gran Manzana de su debut en 1995.

Con el magnetismo de las modelos y los cantantes del momento, y buenas dosis de brillos, plumas y "glamour", el desfile de Victoria's Secret se transmitirá el 2 de diciembre por el canal ABC. (EFE)

¿Qué opinas?