Pan casero
Paso a paso para preparar pan casero en casa. | Fuente: YouTube

El pan es el primer alimento que consumimos en la mañana. Sin embargo, por la pandemia del nuevo coronavirus, puede que nos dé un poco de desconfianza comprarlo en la panadería, por ese motivo, te enseñaremos a hacer pan casero en casa.

Te quedará crujiente por fuera y por dentro esponjoso. Es súper fácil y rápido, además, se hace en dos horas aproximadamente ya que la masa primero tiene que estar en reposo para después ponerla en el horno. ¡Comencemos!

RECETA DE PAN CASERO

INGREDIENTES

  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de sal
  • 300 ml de agua tibia
  • 5 gramos de levadura fresca o de panadería (la venden en panaderías o en cualquier supermercado en la zona de refrigerados, normalmente junto a la mantequilla)
  • 2 cucharaditas de aceite

PREPARACIÓN

Primero se hace lo que se conoce como pre-fermento. En un bowl done está el agua tibia, se le agrega la levadura fresca y después solo dos cucharadas de la harina. Mézclalo y deja reposar de 10 a 15 minutos.  

En el recipiente que está la harina, haz un hueco en el medio con la cuchara y le añades 100 ml de agua tibia, el aceite una cucharadita de azúcar y otro de sal, y finalmente el pre-fermento. Movemos con una cuchara y cuando esté compacta, vierte el contenido en la mesa y amásalo con las manos.

Luego tienes que ir estirando la masa como indica el vídeo, puede tardar unos minutos pero debes tener paciencia. Cuando esté listo, haz una bola con la masa, ponla en un recipiente limpio y tápala; déjala reposar dentro de una hora y hora y media para que crezca.

Puedes darle forma a la masa como gustes, y después, ponla sobre papel para hornear. Vuélvelo a tapar con papel film y deja reposar donde 45 minutos.

Prende el horno cuando haya pasado ese tiempo y poner la masa con todo el papel. Déjalo en el horno unos 40 minutos a unos 200 ° y ¡listo! Recuerda que debes dejar que se enfríe antes de partir el pan.

EL SECRETO

Agrégale aceite en la masa antes de que le pongas papel de hornear ya que evitará que se pegue el papel. Además, para que quede crujiente por fuera y esponjoso por dentro, deberás poner un recipiente con agua debajo de la bandeja en la que hornearás el pan y rosear gotitas de agua.