BID: ´Es un reto que A.L logre reducir la brecha de desigualdad social´

Actualmente nuestra región tiene el record de contar con 14, de los 15 países más desiguales del mundo. Organismo multilateral destacó las políticas que tiene previsto seguir el actual gobierno peruano para recortar este mal.


El economía Ferdinando Regalia, jefe de la división de protección  social y salud del Banco Interamericano de de Desarrollo (BID), señaló que es un gran  reto  para Latinoamérica el  lograr reducir la brecha de desigualdad social.

Ello, dijo, sobre todo, teniendo en cuenta que nuestra región tiene el record de contar con 14, de los 15 países más desiguales del mundo.

“La única excepción es Sudáfrica que esta el tope de este ranking”, anotó.

Sin embargo, anotó que  en el diagnóstico que ha hecho el organismo multinacional sobre el Perú, se ha  encontrado  que las políticas que busca implantar el gobierno del presidente Ollanta Humala, están alineadas con la prioridad de buscar un recorte de este mal en el país.

“Pensamos que uno de los temas claves  es justamente el tema de la  construcción y del diseño de un ministerio que tenga la posibilidad de fungir como ancla de esfuerzos intersectoriales”, dijo.

En declaraciones a RPP Noticias, sostuvo si  uno mira la historia de Latinoamérica, en el avance de la política social de mucho de sus países, las cosas fáciles ya han sucedido, por lo que los desafíos que hay  que  extender, sobre todo, son los servicios para la edad temprana, donde no sólo deben de intervenir los Ministerios de Salud y Educación, sino que de debe de dar un esfuerzo de todos.

“En ese sentido, la idea y la propuesta del nuevo ministerio de desarrollo e inclusión social  en el Perú, puede ayudar a aglutinar estos esfuerzos”, comentó.

Descentralización

Sostuvo que la implementación de  programas sociales, como el que tiene previsto desarrollar el nuevo ministerio de inclusión social, debe de darse a nivel del todo el país, tal como en su momento se dio con otros programas de transferencia, como Juntos, dado que estos  necesitan de un fuerte grado de descentralización para asegurar transparencia en el padrón de beneficiarios, como reglas comunes.

“Es importante que hayan directivas bien definidas, sobre todo cuando dentro de las prioridades está el desarrollo temprano infantil”, anotó.

Indicó que según estudios realizados en nuestro país un niño que llega a los cinco años del quintil más rico del país, tiene en desarrollo cognitivo dos años de ventaja, con respecto a un niño del último quintil.

“Pese a ello, hay muy poco países de la región que han puesto el tema en su agenda como prioridad”, acotó.