Unicachi

El Mercado Unicachi de Villa El Salvador se presenta como la gran alternativa para descentralizar  los centros de abastos en la capital y evitar congestionamiento vehicular y peatonal, con las consecuencias negativas que esto trae para la seguridad ciudadana en general. Así lo aseveró el gerente general de Inversiones Unicachi S.A., Juan Carlos Cabrera, quien anunció que el próximo 11 de mayo, este gran mercado mayorista inaugurará 300 nuevos locales, que permitirán que igual número de comerciantes puedan trabajar en las mejores condiciones sanitarias e infraestructura, conformen lo exigen los estándares de las grandes metrópolis.

Esto hará –agregó—“que nuestros comerciantes se hagan mucho más competitivos”.

“El Mercado de Unicachi actualmente atiende a aproximadamente dos millones de habitantes del Cono Sur que significa el 20% de la población total de Lima. No solo atendemos a habitantes de Villa El Salvador, sino también de Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Lurín, Pachacamac y nuestro deseo es llegar hasta Canete”, estimó.

Cabrera Laurente detalló que cada nuevo puesto de abasto tendrá 16 metros cuadrados y que la inversión estimada en esta construcción de material noble alcanza los dos millones de dólares.

Acotó que a mediano plazo se tiene proyectado ocupar en su totalidad las 5 hectáreas que tiene el Mercado Unicachi, para de esta manera tener una cobertura de atención mucho mayor a la gran demanda que significa la ciudad capital.

“La experiencia y la coyuntura nos indica que necesariamente tenemos que se tiene que buscar una descentralización de los mercados mayoristas. Pretender que La Parada en La Victoria sea exclusivamente el único centro de abastos para distribuir productos de primera necesidad a toda Lima, es un absurdo”, consideró. 

Dijo que “en las grandes metrópolis del mundo, los mercados mayoristas se encuentran en la periferia, no en el centro de las ciudades”.

Por último, Cabrera Laurente informó que actualmente el 90% de los comerciantes del Mercado Unicachi de VES traen directamente sus productos desde las chacras, por lo que la accesibilidad al centro de abastos se hace sin congestión vehicular por la antigua y Nueva Panamericana Sur.