Cuando los Jonas Brothers compraron su nueva mansión, nunca imaginaron que esta les traería tantos problemas.

En una reciente entrevista, Kenny Kingston, el médium más solicitado por las celebridades de Hollywood, advirtió que la residencia está poblada por espíritus y que debería ser bendecida antes que los jóvenes decidan instalarse.

El famoso vidente reveló además que la mansión tiene una larga historia de amores prohibidos, fiestas decadentes, hijos ilegítimos y un misterioso incendio que consumió sus estructuras veinte años atrás.

"Mis espíritus me cuentan que la casa tiene un pasado poco saludable y, por tanto, los hermanos Jonas deberían cuidar su propia salud mientras vivan ahí. Por eso la casa debería ser bendecida antes de que ellos se muden", comentó Kingston en declaraciones a WENN.

De momento, la noticia parece no perturbar a los integrantes de la banda, aunque para sus representantes nunca está de más prevenir.